National Geographic pide disculpas por ser “racista”

Susan Goldberg, la directora editorial de esta publicación, pidió una portada especial para el próximo número y también publicó un artículo en donde pide disculpas por tachar a gente negra o de otras razas de "exóticas"
National Geographic pide disculpas por ser “racista”
Esta será la portada del mes de abril.
Foto: Twitter

Este lunes, la famosa revista “National Geographic” emitió un comunicado en donde pide disculpas a todo el mundo, ya que durante años ha realizado un trabajo que ahora sus directores han tachado de “racista”, poniendo el ejemplo de reportajes publicados por este medio en donde presentan a mujeres de etnias mostrando los pechos o retratando a gente pertenecientes a diferentes tribus de piel oscura mostrando su lado más salvaje, tosco e incluso, poco inteligente.

“Teníamos que reconocer nuestra historia para superarla”, declaró la directora editorial Susan Goldberg, en una entrevista dada a AP, justamente por la portada que traerá la revista en el mes de abril y que trata justamente de cuestiones raciales.

Todo este tema comenzó cuando en otoño pasado, John Edwin Mason, quien es historiador de fotografía de la Universidad de Virginia, publicó los resultados de un estudio que demostraron que hasta la década de 1970, “National Geographic” había ignorado prácticamente por completo a las personas negras en Estados Unidos que no fueran empleados domésticos o jornaleros, y durante años, en sus reportajes reforzaron la idea de que las personas con este tono de piel de otros sitios del mundo eran gente “exótica, que andaba regularmente desnuda, cazadores felices, salvajes nobles: todo tipo de clichés”.

Ejemplo de ello es un artículo que publicaron en 1996 sobre etnias australianas, en donde en un pie de una foto se puede leer lo siguiente: “Aborígenes del sur australiano: Estos salvajes son los menos inteligentes de todos los seres humanos”.

Para la edición del próximo mes, Goldberg, quien se ha convertido en la primera mujer que ocupa el puesto de directora editorial, y judía, publica una carta titulada: “Durante décadas, nuestra cobertura fue racista. Para superar nuestro pasado, debemos reconocerlo”.

“Cuando echamos una mirada hacia atrás sabía que habría algunas narrativas que obviamente nunca haríamos en la actualidad, que no hacemos y de las cuales no estamos orgullosos. Pero me pareció que, si queremos hablar con credibilidad sobre el tema de las razas, más valdría que echáramos un vistazo y viéramos cómo hablábamos sobre la cuestión racial”, comentó en entrevista.

“Con frecuencia las personas de color traían poca ropa, usualmente a las personas de color no se les veía en ciudades, las personas de color no aparecían a menudo rodeadas por las tecnologías de los automóviles, aviones o trenes o fábricas”, señaló. “Con frecuencia las personas de color eran retratadas con vidas similares a las de sus ancestros de hace varios cientos de años, y eso en contraste con los occidentales, que siempre aparecen totalmente vestidos y con frecuencia traen consigo aparatos tecnológicos”, agregó.

Sobre este tema, Samir Husni, quien es director del Centro de Innovación de Revistas en la escuela de periodismo de la Universidad de Mississippi, comentó que “National Geographic” es leída por unas 30 millones de personas en todo el planeta y que en el pasado era el principal medio con el cual, los estadounidenses conocían el resto del mundo, así que es de suma importancia que sus coberturas den un giro radical.

“El intentar que en el medio de las revistas haya más contrataciones de escritores de orígenes diversos y de las minorías es la forma en que ofrecemos disculpas por el pasado”, agregó.

Sobre esto, Goldberg aseguró que: “Antes la cobertura era incorrecta porque era narrada desde un punto de vista de estadounidenses blancos y de élite, y creo que ello habla de por qué necesitamos diversidad entre los narradores”.