Los estudiantes se sientan frente a la Casa Blanca para exigir rendición de cuentas por la violencia de las armas. Foto: María Peña/Impremedia