Mossack Fonseca cierra: es el bufete de abogados descubierto en el escándalo de Panamá Papers

Mossack Fonseca está al centro de los famosos "Panamá Papers"
Mossack Fonseca cierra: es el bufete de abogados descubierto en el escándalo de Panamá Papers
La compañía Mossack Fonseca es uno de los mayores especialistas en sistemas financieros extraterritoriales (lo que en inglés se conoce como offshore). AFP/Getty

Mossack Fonseca, el bufete de abogados especializado en sistemas financieros extraterritoriales (lo que en inglés se conoce como offshore), cuyos 11,5 millones de archivos filtrados estaban en el corazón de la investigación de Panamá Papers, cerrará todas sus dependencias.

La firma de abogados anuncia que cerrará todas las oficinas restantes antes de fin de mes, según un comunicado obtenido por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), la institución que realizó la investigación.

“El deterioro de la reputación, la campaña mediática, el asedio financiero y las acciones irregulares de algunas autoridades panameñas han causado un daño irreparable, cuya consecuencia obligatoria es el cese total de las operaciones para el público”, según el comunicado de la firma de abogados.

La firma dijo que “seguiría pidiendo justicia” y cooperaría con las autoridades para “demostrar que no se ha cometido ningún delito”.

La desaparición de la firma de abogados llega casi dos años después de que la investigación de los Papeles de Panamá revelara los lazos  que tiene con el desvío y lavado de dinero de algunas de las personas más poderosas y corruptas del mundo.

Los archivos internos filtrados de la empresa contenían información sobre más de 214,000 entidades offshore vinculadas a 12 jefes de estado actuales y anteriores, 140 políticos y otros. La investigación también derribó a los primeros ministros de Islandia y Pakistán.

Más de 400 periodistas de 80 países han publicado cientos de historias desde la primera ola de revelaciones el 3 de abril de 2016.

Ilustración de Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Ese mes, la policía y los investigadores allanaron las oficinas de Mossack Fonseca en Panamá y El Salvador. Las autoridades en Venezuela arrestaron a un empleado local. A fines de 2016, se habían cerrado al menos nueve oficinas de Mossack Fonseca, incluida una en los Estados Unidos.

“Durante 40 años, Mossack Fonseca ha operado sin inconvenientes en nuestro país de origen y en otras jurisdicciones donde tenemos operaciones”, dijo en ese momento un comunicado de la empresa. “Nuestra empresa nunca ha sido acusada ni acusada en relación con una infracción penal”.

Eso cambió en febrero de 2017, cuando la policía en Panamá arrestó a los fundadores de Mossack Fonseca, Ramon Fonseca y Jurgen Mossack, por cargos de lavado de dinero como parte de las investigaciones sobre el escándalo de soborno más grande de Brasil. Por separado, los fiscales en Panamá iniciaron una investigación sobre la firma de abogados y los Papeles de Panamá.

Fundada en 1986, la firma de abogados de Panamá se convirtió en un imperio offshore con más de 40 oficinas en todo el mundo, desde las Islas Vírgenes Británicas hasta Nueva Zelanda. En 2013, empleó a más de 600 personas y sus facturas excedieron los US$ 42 millones.

Los gobiernos en Europa, África, Asia y las Américas han recuperado más de US$ 500 millones como resultado de las revelaciones.

Con información de ICIJ