Corte invalida las órdenes contra pandillas en Los Ángeles

Tribunal federal dice que la ciudad no puede aplicar las ‘gang injunctions’
Corte invalida las órdenes contra pandillas en Los Ángeles
Adolescentes durante una protesta contra las gang injunctions. (Archivo)

Un tribunal federal invalidó las gang injunctions (órdenes de restricción contra pandillas) en la ciudad de Los Ángeles – una práctica que impide que miembros de estos grupos se reúnan en público en numerosos puntos de la metróli.

La Corte indicó que la ciudad probablemente violó la Constitución al aplicar estas órdenes sin primero darle a los individuos incluidos en ellas la oportunidad de defenderse.

“Esta decisión envía a la ciudad un mensaje claro: no puede quitarle libertades básicas a los angelinos por un capricho”, dijo Melanie Ochoa, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). “El uso que hace la ciudad de las órdenes contra pandillas ha violado el debido proceso durante casi dos décadas, sin tener constancia de hacer que las comunidades sean más seguras. Eso termina hoy”.

El fallo elimina estas sanciones a cerca de 1,500 residentes que el Departamento de Policía de los Ángeles (LAPD) y la Oficina del Procurador Municipal puso en la lista de órdenes de pandillas sin el debido proceso. Las medidas cautelares limitaron la conducta legal de personas – en su mayoría de minorías – incluyendo llevar un teléfono celular o una pluma y la asociación con amigos y familiares que la Policía sostuvo eran pandilleros.

En el dictamen, la juezz de la Corte de Distrito, Virginia A. Phillips, citó en la sentencia que, “el tribunal declara que las órdenes contra pandillas de Los Ángeles imponen restricciones significativas a la libertad de los demandantes e implican intereses que son ‘ verdaderamente pesados ‘”.

Una demanda de clase contra la práctica de las ‘gang injunctions’ fue archivada en 2016 por la Fundación del ACLA, el Instituto de Paz Urbana y el bufete de abogados de Munger, Tolles & Olson LLP en nombre de todos los individuos inconstitucionalmente sometidos a estas órdenes y al grupo Youth Justice Coalition, que ha estado abogando por residentes injustamente acusados de actividad pandilleril.

“El fallo indica fuertemente que la corte encontraría la práctica inconstitucional si la demanda va a juicio”, indicó el ACLU.

En septiembre del año pasado, el Tribunal suspendió la ejecución de la orden judicial contra uno de los demandantes, Peter Arellano, un residente de Echo Park que dijo que nunca había pertenecido a una pandilla y sin embargo estaba restringido incluso de juntarse en su propio patio delantero con familiares.

“Debido a su éxito tanto en las cortes y nuestras comunidades, hay actualmente 46 órdenes contra pandillas permanentes en Los Ángeles limitando las actividades de 79 pandillas criminales”, indica una página en el sitio web del Procurador Municipal que enumera los grupos y su locación.