Reino Unido invierte en defensa contra armas químicas ante “la amenaza de Rusia y Corea del Norte”

E Laboratorio Científico y Tecnológico de Defensa es donde se realiza buena parte de la investigación militar supersecreta británica. Ahora Reino Unido quiere dar un paso más
Reino Unido invierte en defensa contra armas químicas ante “la amenaza de Rusia y Corea del Norte”
El nuevo centro estará ubicado en Porton Down, donde se encuentra el laboratorio de investigación militar supersecreto de Reino Unido. Getty Images

Reino Unido identificó al químico empleado en el ataque en contra del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia el pasado 4 de marzo en Reino Unido como Reino Unido, un agente nervioso desarrollado por la Unión Soviética en las décadas de 1970 y 1980.

Pero ahora el país europeo quiere dar un paso más en la investigación y uso de armas químicas para protegerse de Rusia, Corea del Norte y otros países a los que considera “una amenaza”.

El secretario de Estado para la Defensa británico, Gavin Williamson, anunció este jueves la creación de un nuevo centro especializado en armas químicas en el que invertirá US$67 millones.

De acuerdo con Williamson, el “impactante y temerario” ataque contra Skripal y su hija ilustró los crecientes peligros a los que se enfrenta la nación británica en lo que respecta a las armas químicas.

Reino Unido acaba de expulsar a 23 diplomáticos rusos y está tomando una serie de medidas contra Rusia, a quien considera culpable del uso de agente nervioso contra el exespía.

Moscú describió esas acusaciones como “provocaciones inaceptables” y dejó en claro que va a responder a la expulsión de su personal.

Pero, ¿qué papel jugarán las nuevas instalaciones británicas en este contexto de tensión?

“Amenaza química”

Williamson aseguró que Reino Unido lidera al mundo en la investigación de armas químicas, biológicas y radiológicas, pero dijo que este conocimiento debe desarrollarse todavía más para enfrentar las actividades hostiles por parte de otros estados e individuos.

“Lo que hizo Rusia es atroz e indignante. Nosotros hemos respondido a eso. Francamente, Rusia debería callarse y alejarse. Si responde a nuestra actuación (la expulsión de diplomáticos), valoraremos otras opciones”, declaró.

Pero Williamson también dijo que “la amenaza química no proviene solo de Rusia”.

“Puedo anunciar que fortaleceremos nuestras capacidades invirtiendo £48 millones (US$67 millones) en un Centro de Defensa de Armas Químicas que nos asegure estar a la vanguardia en el análisis químico y la defensa”.

El nuevo centro estará instalado dentro del Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa de Porton Down, en donde se inventó el gas lacrimógeno. En ese mismo lugar trabajan también los científicos que ayudaron a identificar el Novichok.

El laboratorio, situado en un terreno de unas 300 hectáreas en la campiña inglesa, fue creado hace 100 años como una respuesta a los ataques con gases de Alemania a Reino Unido durante la Primera Guerra Mundial.

Desde ese centro se suministran servicios especiales para las fuerzas armadas, además de asesoramiento y análisis experto para las autoridades gubernamentales.

Porton Down tiene un presupuesto anual de más de US$650 millones al año y emplea a unos 3.000 científicos. Es una de las instituciones científicas más controvertidas y herméticas en la historia de Reino Unido.

En la actualidad se dedica a actividades eminentemente defensivas. Los especialistas desarrollan desde allí mejores formas para proteger de ataques tanto al ejército británico como a civiles.

“Ventaja competitiva”

Williamson, quien ocupa el puesto en Ministerio de Defensa desde noviembre, también anunció que, como medida de precaución, miles de soldados británicos serán vacunados contra el ántrax, una enfermedad bacteriana que fue usada en una serie de ataques bioterroristas en Estados Unidos en 2011.

La vacuna será voluntaria para quienes estén expuestos a áreas donde hay riesgo de este tipo de ataque.

El ministro británico también está revisando todas las capacidades de Reino Unido en materia de defensa tras una serie de peticiones po”Acuerdo Flores”, r parte de diputados conservadores para aplazar los recortes a las fuerzas armadas.

El corresponsal de defensa de la BBC Jonathan Beale dijo que Williamson dejará claro que su país debe invertir más en defensa para contrarrestar las amenazas tanto tradicionales como emergentes, como la guerra cibernética.

“A medida que el Brexit (la salida de Reino Unido de la Unión Europea) se acerca, los ojos del resto del mundo se posan sobre nosotros. Tengan por seguro que nuestros adversarios estarán observando todavía más de cerca que nuestros aliados”, dijo el minsitro.

“Este es nuestro momento para conservar nuestra ventaja competitiva”, añadió Williamson.


Un siglo en Porton Down

  • 1916: Se crea el centro.
  • 1920: Empieza la investigación para buscar formas de protección contra el gas mostaza.
  • 1930: Científicos realizan pruebas en el metro de Londres para evaluar las vulnerabilidades ante un ataque químico o biológico.
  • 1940: Se expande el centro y empiezan los estudios en guerra biológica.
  • 1946: Científicos realizan investigación sobre gases de guerra y agentes nerviosos con la ayuda del personal voluntario del ejército.
  • 1989: Se suspenden las pruebas con agente nervioso.
  • 1997: Entra en vigencia la Convención de Armas Químicas que obliga a todos los miembros a deshacerse de todas las armas químicas y sus instalaciones de producción.
  • 1999: La policía inicia una investigación sobre los experimentos en humanos que se hicieron en este centro 50 años antes.
  • 2008: El gobierno británico otorga una compensación de US$4 millones a 360 veteranos que fueron sometidos a pruebas sin admisión de responsabilidad.
  • 2013: Científicos detectan muestras de gas sarín en Siria.
  • 2018: Se anuncia la creación de un centro especial para investigar armas químicas

Fuente: Dstl, BBC


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.