Jóvenes latinos de California descubren dónde harán su residencia de medicina

Hablan de lo importante que es para ellos quedarse en L.A. y servir a su comunidad
Jóvenes latinos de California descubren dónde harán su residencia de medicina
Vanessa Ramírez (i) junto a César González (c-i) no pudieron ocultar su emoción. / fotos: Aurelia Ventura

Fue un momento de tensión y emoción para un grupo de 157 estudiantes de medicina quienes ayer viernes esperaban ansiosos saber dónde realizarían su especialidad para la carrera de medicina. Esta formación, conocida como residencia, toma alrededor de tres años o más.

Entre ellos destacó un grupo de cinco estudiantes latinos. Aunque pocos dentro del grupo, todos tienen grandes aspiraciones. No solo dijeron sentir orgullo de estar a punto de graduarse de la Escuela de Medicina Keck de USC en mayo, sino también de representar a sus comunidades hispanas.

César González, de 27 años de edad, recuerda que desde muy pequeño traducía de inglés al español para sus padres cuando iban a las visitas al doctor en San Diego.

“Desde chico ayudaba a mi familia y eso me hacía sentir muy bien”, dijo González, quien es hijo de mexicanos.

Su pasión por la medicina aumentó en su adolescencia cuando su madre fue diagnosticada con cáncer de mama.

“Para nosotros fue algo muy impactante y los doctores nos ayudaron demasiado. Nos explicaron todo y entonces yo supe que tenía que ser doctor”, dijo González comentando que su mamá se logró recuperar de la enfermedad.

Ahora este joven empezará dentro de poco su residencia en el Centro Médico LAC+USC, localizado en Boyle Heights, con una especialización en medicina interna.

“Para mí es muy importante permanecer en California y ayudar a los latinos. Darle voz a los que no la tienen y hablar en el mismo idioma”, señaló.

Junto a él se encontraba Angelina Nieto Rodríguez, su novia y también estudiante de medicina. Ella no pudo contener las lágrimas al abrir su sobre que le notificaba que su residencia la realizará en el California Hospital Medical Center del centro de Los Ángeles.

“Es lo que yo quería”, dijo Rodríguez con un nudo en la garganta. “Mis padres vinieron sin nada y trabajaron mucho para darme lo que ellos no tenían”, dijo Rodríguez, cuyos padres inmigrantes de México y El Salvador se mudaron a Palmdale donde criaron a sus cinco hijos.

También contó que será la primera doctora en su familia y que sus padres están muy orgullosos.

Otro de los motivos de su felicidad es que podrá quedarse en Los Ángeles sobre todo por la afinidad que encontró con la comunidad latina local, cuando visitaba el Centro Médico LAC+USC como estudiante de medicina.

“Cuando voy al hospital [siento que] los pacientes me ven y se identifican… Quieren hablar conmigo en lugar de hablar con otro doctor [en caso de que no sea hispano]”, dijo Rodríguez quien comentó que se especializará en medicina familiar.

Los jóvenes estudiantes abrieron con ansias los sobres que les notificaron dónde acudirían para su especialidad. / Foto: Aurelia Ventura

Un sueño hecho realidad

Vanessa Ramírez, de 30 años de edad, tampoco evitar el llanto al abrir su sobre con la notificación. Ella esperaba con ansias que su primera opción, el Sutter Medical Center de Santa Rosa (ubicado al norte de California), la eligiera.

Y su sueño se hizo realidad.

La futura doctora dijo que para ella es muy importante que los adultos inmigrantes —sobre todo aquellos que no hablan inglés— se sientan cómodos con una doctora que hable el mismo idioma y los ayude a navegar un sistema tan complejo.

“Como doctores de medicina familiar nosotros tenemos todos los recursos, conocemos los especialistas, sabemos los tipos de cirugías que van a necesitar y estamos en una posición adecuada para ayudarlos”, dijo Ramírez, residente de El Monte.

Angelina Nieto Rodriguez (d) sonríe al enterarse que hará su residencia en el California Hospital Medical Center/ Foto: Aurelia Ventura

En cifras

La escuela Keck School of USC tiene cerca de 800 estudiantes de medicina, los latinos son un 10% del total.

El evento de “Match Day” en su cuarto año consecutivo, es la oportunidad de enviar a estudiantes de medicina a su trabajo de posgrado.

“Después que los estudiantes eligen sus opciones, una computadora de algoritmos combina al estudiante con el programa de residencia”, dijo Donna Ellilot, decana asociada para asuntos estudiantiles de la escuela Keck de USC.

“Los estudiantes se gradúan el 12 de mayo de [USC] y comenzarán su residencia el primero de julio”, aseveró.

“A nivel nacional un 70% de los estudiantes de medicina reciben como ‘match’ la primera opción que escogieron para realizar su residencia’ añadió Elliot.

De la escuela Keck of USC, un 24% de los graduados realizarán su residencia en el Centro Médico LAC+USC, en Boyle Heights y un 63% en otros lugares de California.

Los alumnos coincidieron al manifestar que cualquier joven tiene el potencial de llegar tan lejos como quiera, solo es cuestión de luchar por sus ideales.

“No paren, deben seguir. Yo solicité entrar dos veces a la escuela de medicina y aquí con el grupo nosotros les ayudamos a los estudiantes también”, dijo Rodríguez. “Si yo pude hacerlo, ustedes también pueden”, añadió González con una sonrisa.

Para saber más acerca de la escuela de medicina visite: https://keck.usc.edu/