Las píldoras de aceite de pescado no previenen los ataques al corazón, según un estudio

Evita estos suplementos populares y mejor come pescado
Las píldoras de aceite de pescado no previenen los ataques al corazón, según un estudio
Olvídate de tomar estos suplementos.
Foto: Shutterstock

Los suplementos de aceite de pescado no previenen las enfermedades cardiovasculares ni los ataques al corazón, ni siquiera en las personas que tienen un riesgo alto.

Esa es la conclusión de un análisis extenso publicado en la revista de cardiología JAMA, que no encontró evidencia que apoye el uso de estos suplementos para la salud del corazón. El estudio se basó en los datos de casi 78,000 personas alrededor del mundo.

La nueva investigación “aclara que los suplementos de aceite de pescado no conllevan beneficios al corazón,” dice Robert Clarke, M.D., epidemiólogo en la universidad de Oxford, que dirigió el estudio.

Estos resultados “no nos deben sorprender,” dice Marvin M. Lipman, M.D., consultor médico en jefe para Consumer Reports. “Hay mucho despliegue publicitario alrededor de estos suplementos, pero no hay mucha evidencia que respalde las afirmaciones.”

Más del 20% de los estadounidenses toman suplementos de aceite de pescado, según una encuesta realizada en 2015 por el Centro Nacional de Investigaciones de Consumer Reports. Aquí encontrarás lo que necesitas saber de este nuevo hallazgo, y por qué debes omitir los suplementos y solamente comer pescado en su lugar.

Conclusiones del estudio

El nuevo estudio reunió los datos de 10 ensayos clínicos que incluyó un total de 77,917 personas (edad promedio: 64 años) que tomaron suplementos de aceite de pescado por un promedio de 4.4 años.

Ya sea que los autores tomaran en cuenta a todas las personas juntas o las dividieran en subgrupos (por ejemplo; diabéticos, o personas con enfermedad cardíaca previa), no encontraron ninguna conexión entre tomar suplementos y la disminución de los riesgos.

“Los estudios que han mostrado resultados dramáticos [de los suplementos de aceite de pescado] tuvieron con frecuencia muestras pequeñas, o emplearon métodos que pueden llevar a sesgo o favoritismo de pacientes,” dice Clarke, el autor del estudio. El nuevo análisis solamente incluyó ensayos clínicos que involucraban al menos a 500 personas.

Una declaración atribuida a Duffy MacKay, N.D., vicepresidente ejecutivo superior de los asuntos científicos y reguladores en el Consejo para la nutrición responsable (Council for Responsible Nutrition), un grupo que representa la industria de los suplementos, dice que los suplementos de aceite de pescado deben aún ser considerados parte de un estilo de vida saludable para el corazón, pero que los consumidores deben “controlar sus expectativas para el papel que juegan los suplementos dietéticos, como los aminoácidos omega-3, en la disminución del riesgo de la enfermedad cardiovascular”.

Los nuevos hallazgos confirman un reporte del año pasado de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), que tampoco encontró una conexión entre los suplementos de aceite de pescado y la prevención de la enfermedad cardíaca. Sin embargo, el reporte de la AHA si encontró que entre las personas que ya han sufrido un ataque al corazón o una falla cardíaca, los suplementos de aceite de pescado se han relacionado con un ligero descenso (10%) en el riesgo de morir a causa de una enfermedad cardíaca.

Sin embargo, ese aparente destello positivo no debe tener mucho peso, dice David Siscovick, M.D., vicepresidente ejecutivo superior para la investigación en la Academia de Medicina de New York, que lideró el comité a cargo del reporte de la AHA. Pudo haber sido el resultado de la manera como los investigadores analizaron los datos, explica, o la manera como las preguntas acerca del uso del aceite de pescado y la salud del corazón fueron planteadas a los pacientes.

“Nuestras conclusiones son básicamente las mismas” dijo Siscovick. No encontramos ninguna evidencia para recomendar que se receten suplementos para la salud del corazón [de aceite de pescado].”

¿Y qué decir del pescado?

La Administración de alimentos y medicamentos (FDA) no exige que los fabricantes de suplementos de venta libre demuestren que sus productos, incluyendo el aceite de pescado, sean seguros y efectivos antes de ponerlos en las tiendas, así que es difícil saber lo que contienen exactamente.

Tal como Consumer Reports lo ha documentado antes, los suplementos de aceite de pescado, como cualquier otro suplemento, pueden contener adulterantes desconocidos. Si de todas maneras has considerado tomar un suplemento, asegúrate de consultar primero con tu médico, dice Lipman.

Pero los pescados grasos, como el salmón, son una opción saludable y una buena fuente de aminoácidos omega-3, junto con proteína magra y otros nutrientes, dicen los expertos. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda comer 2 porciones de 3½ onzas de pescado por semana.

“Nuestros estudios solamente toman en cuenta los suplementos y quiero aclarar que no queremos desalentar el consumo de pescado” dice Siscovick. “Existen muchos beneficios para la salud que no obtienes tomando píldoras.”


*Nota del editor: Cuando se publicó este artículo la primera vez, esta cita no incluía “para el público en general”. Siscovick se comunicó con CR para apuntar que los leves beneficios asociados con el aceite de pescado que se mostraban en el informe anterior de la AHA, entre aquellos que ya tuvieron un ataque al corazón o enfermedad cardíaca, podría potencialmente llevar a una recomendación médica para ese grupo.