Sarah Hyland responde siempre a sus ‘haters’

La joven ha sido y es víctima de los temidos troles que se escudan en el anonimato de las redes sociales
Sarah Hyland responde siempre a sus ‘haters’
La actriz Modern Family volvió a ser víctima de los hackers.
Foto: Alberto E. Rodriguez / Getty Images

Al igual que le ha sucedido a su compañera de reparto en la serie ‘Modern Family‘, Ariel Winter, la actriz Sarah Hyland también encuentra regularmente con comentarios ofensivos acerca de su físico en las redes sociales: mientras a su hermana en la ficción y amiga en la vida real la critican por lucir atuendos demasiado ‘reveladores’ para su voluptuosa figura, a ella la acusan de promover unos estereotipos de belleza poco saludable entre sus fans más jóvenes debido a su delgadez.

Y al igual que su colega, Sarah tampoco se muerde la lengua a la hora de contestar a aquellos que en su opinión cruzan una línea con los improperios que le dedican, para afearles públicamente su actitud y recordarles que ella también tiene sentimientos que pueden herir.

View this post on Instagram

Goodbye summer! You've sucked🖕🏼

A post shared by Sarah Hyland (@sarahhyland) on

Para mí, se trata de una reacción natural: siempre respondo. Y a veces llega hasta tal punto que siento que necesito hacer alguna especie de comunicado porque esas cosas que me dicen no son tolerables. Y sucede todo el tiempo“, ha explicado en conversación con la revista People.

El resto del mundo piensa que porque estás en el ojo público has aceptado que te critiquen completos desconocidos. Pero yo estoy en este negocio porque me encanta mi trabajo y la parte artista que conlleva, y me encanta crear y evocar emociones en otras personas”, ha añadido.

Al igual que muchas otras celebridades, la joven ha sido y es víctima de los temidos ‘haters’ y troles que se escudan en el anonimato de las redes sociales para hacer comentarios hirientes o acosar directamente a otras personas, y por esa misma razón ella considera vital interactuar con ellos cuando resulte posible, en lugar de ignorarlos, para tratar de hacerles comprender que su comportamiento tiene consecuencias.

“Mi forma de actuar se basa en que, si alguien me dice algo, le voy a responder de la misma manera que lo haría si estuviéramos cara a cara. No estás solo sentado delante de un teclado, también estás hablando conmigo”.