Políticos mexicanos aún “heredan‘‘ cargos a sus hijos y parientes

No hay vergüenza entre los políticos mexicanos
Políticos mexicanos aún “heredan‘‘ cargos a sus hijos y parientes
Los puestos "acomodados" para familiares de políticos mexicanos. EFE

MEXICO.- Las monarquías tienen su reinvención en el sistema político mexicano que permite a gobernadores y mandamás de los partidos imponer a sus hijos y parientes como candidatos aún cuando ellos no han dejado el cargo o tienen todas las ventajas que da un presupuesto público sin fiscalización efectiva, opaco, entre otras artimañanas.

Heredar el cargo, pues. Nepotismo, dicen otros.

El más reciente anuncio lo hizo el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y su aliado  Verde Ecologista al designar a Pablo Gamboa, hijo de Emilio Gamboa, actual coordinador priista en el Senado, como candidato ¡en la misma cámara! por la vía plurinominal (sin ser votado, un pase automático). De igual forma se había hecho previamente de una diputación: sin ganarse el sufragio con el sudor de su frente.

En otros partidos, cargos y entidades se repite el esquema. Los de más alto rango buscan las gubernaturas de Morelos, Puebla y Veracruz,  donde los actuales mandatarios empujaron a sus anchas a un hijastro, una esposa y un hijo, respectivamente.

El analista político, Fernando D´Worak, observó que en México persiste un sistema oligárquico (en manos de unos pocos) que se pasan el centro de mando entre sí.

“Hay poca competencia en sus partidos: por lo que los líderes suelen tener control sobre los aparatos partidistas y con ello hacen su voluntad. No hay vergüenza en política: lo hacen porque no hay contrapesos internos’’, detalló.

Las causas son múltiples, agregó: hasta hace poco no había reelección  inmediata y eso hacía que todos le deban el cargo a quien controla al partido. “Eso, más el control de recursos públicos opaco por parte de gobernadores’’.

En Morelos, el actual jefe del Ejecutivo, Graco Ramírez, colocó a su hijastro Rodrigo Gayosso como candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a pesar de múltiples acusaciones de “persuadir’’ a  legisladores locales (con presuntos sobornos) para cambiarse de partido y evitar dar cuentas por  aprobar leyes promovidas por el mandatario estatal.

Entre ellas permitir a funcionarios seguir cobrando en un cargo mientras se postulan por otro, una práctica prohibida en el resto del país o quitar el desafuero a personajes incómodos como el ex futbolista y actual presidente de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco.

Más al sureste, en Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez, de 40 años, también se postula para suceder a su padre Miguel Ángel Yunes Linares, actual gobernador de Veracruz, como candidato por la coalición “Por México al Frente” (PAN, PRD y MC) al gobierno del estado.

En un acto simbólico,  Yuñez Márquez  rechazó que tenga privilegios — como lo señaló el candidato presidencial de Morena Andrés Manuel López Obrador— y se describió a sí mismo como “una nueva generación de personas honestas, íntegras, que con ideas modernas e innovadoras, van a sacar adelante al país”.

En el estado de Puebla el modelo se repitió. “A cambio de no disputarle a Ricardo Anaya la candidatura presidencial, Rafael Moreno Valle logró que su esposa, Martha Érika Alonso, sea la candidata del PAN a gobernadora de Puebla’’, reprochó la prensa local frente a la manipulación política de las candidaturas.

La experiencia de Alonso e en la vida pública se resume a la presidencia del DIF y del partido, ambos bajo la administración de su marido.

El politólogo Gustavo Reyes, de la Universidad Autónoma Metropolitana argumenta que un contrapeso para evitar “al menos un poco‘‘ el nepotismo en México podría ser prohibir la sucesión inmediata a los parientes. “Es algo que ningún político va a apoyar porque lo que quieren al dejar a los suyos es evitar persecuciones futuras: las pocas investigaciones que se dan en el país es cuando hay alternancia“.

OTROS “HEREDEROS“

  • Agustín Basave, hijo del ex presidente del PRD y actual legislador federal del mismo nombre, para el congreso federal como plurinominal.
  • Mariana Moguel, hija de Rosario Robles, ex secretaria de Desarrollo Social y actual titular de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, es candidata a la alcaldía de Milpa Alta en la capital mexicana . Moguel ya fue diputada en la CDMX sin ser votada: por representación proporcional. También ocupó la dirigencia del PRI después de que su mamá se fue del PRD en medio de un escándalo por sobornos.
  • Roberto Madrazo, se hizo de la alcaldía de Villahermosa por el Revolucionario Institucional – Pedro Joaquín Delbouis, contiende por la presidencia municipal de Cozumel, uno de los principales balnearios del mundo. Es hijo de Pedro Joaquín Coldwell, ex gobernador de Quintana Roo y sobrino del actual mandatario del estado, Carlos Joaquín Gonzalez.
  •  Fernando Elizondo, el hijo del homónimo ex secretario de Energia, ex senador y ex gobernador de Nuevo León, busca gobernar el municipio más rico de Mexico: San Pedro Garza García.