Vendedor latino es brutalmente golpeado en sur L.A.

Se disponía a ofrecer fruta y termina con la mandíbula rota; autoridades buscan a los responsables
Vendedor latino es brutalmente golpeado en sur L.A.
La víctima deberá someterse a cirugía hoy. / Foto: GoFundMe.

Un vendedor del Sur de Los Ángeles, quien se preparaba para empezar su día de trabajo, resultó este domingo severamente golpeado, según indicaron diversos medios locales.

Pedro Reyes, de 54 años de edad, tuvo que ser hospitalizado debido a las fracturas faciales que presentaba; además de tener la mandíbula rota y un corte en el cuello. En el ataque el hombre perdió al menos tres dientes, manifestaron sus familiares a City News Service.

El incidente

El ataque contra Reyes y otros vendedores se dio ayer cerca de las 5:00 a.m., entre las calles San Pedro y 31st., luego de que aparentemente un grupo de personas bajara de dos autos a pedirles dinero, señaló el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

La víctima le dijo a los investigadores que les dio el dinero requerido e intento huir; sin embargo fue alcanzado por sus agresores y terminó brutalmente golpeado, reportó NBCLA. Los otros dos vendedores resultaron con lesiones menores.

Reyes fue hospitalizado en el California Hospital Medical Center, ubicado en el centro angelino, y este lunes deberá someterse a una cirugía en la cara.

La familia de Reyes abrió una cuenta en GoFundMe para recaudar dinero y poder pagar los gastos médicos de este hombre, que tiene por rutina trabajar seis días a la semana en construccion y que se ayuda con ventas extras de cacahuates y frutas durantes los domingos.

El hijastro de la víctima, Pedro Daniel Reyes, fue quien abrió la cuenta y contó que Reyes es un hombre trabajador originario de Oaxaca, México, quien no cuenta con seguro médico.

Anadió que va a necesitar al menos seis meses para su recuperación. “Ahora tiene puntos en los labios y [luego] se le va a tener que alimentar a través de un popote”.

Para CBSLA dijo que  “uno de sus ojos estó completamente cerrado debido a la hinchazón”.

Hasta el momento, el LAPD tiene una descripción vaga de los sospechosos y piden ayuda de la comunidad para poder dar con los responsables.