Estudiante latino recibe premio a la excelencia

Aarón Martínez recibe una beca de $40,000 para continuar estudios superiores en ingeniería biomédica
Estudiante latino recibe premio a la excelencia
Aarón Martínez (c) junto a su mamá Elba (i) y el consejero escolar Luis Corona (d). / fotos: Jorge Luis Macías.

Todo el amor y los esfuerzos de Elba Martínez por la educación de su hijo Aarón fueron compensados con felicidad.

El joven, de 17 años de edad, estudiante de la preparatoria South Gate High School fue sorprendido ayer en su clase de microeconomía al recibir una beca de $40,000 para cubrir sus estudios universitarios en ingeniería biomédica por parte de Edison International —la empresa matriz de Southern California Edison (SCE).

Elba, quien huyó de la guerra civil en El Salvador y llegó a Estados Unidos en 1984 fue sometida a un trasplante de corazón en mayo de 2003, cuando Aaron apenas iba a cumplir 2 años.

Nacida en Metapán, departamento de Santa Ana, superó su problema médico luego de pasar 10 meses consecutivos en una sala de hospital en UCLA y se hizo cargo de su hijo, a quien inscribió desde los 3 años en un prekinder, llamado Pasitos. Mientras, su esposo José —originario de La Unión (El Salvador)— se ganaba la vida como camionero.

“Nos venimos huyendo de la guerra, la pobreza y de las circunstancias que nos obligaron a dejar nuestro país”, dijo la mujer. “Pero los sueños de que mi hijo vaya a la universidad se están comenzando a hacer realidad”.

Descrito como un joven “callado y humilde” pero considerado un “diamante académico” por el consejero Luis Corona, Aarón nunca se imaginó la sorpresa que le esperaba en su salón de clases.

Los estudiantes no supieron qué sucedía hasta que Stephen R. Torres, gerente de proyectos, estrategia, planificación integrada y desempeño de SCE, llamó a Aaron al frente para entregarle el cheque simbólico de $40,000.

El joven no se esperaba esta sorpresa. / Foto: : Jorge Luis Macías.

“El compromiso corporativo y filantrópico de nuestra compañía es ayudar a las comunidades a las que servimos, específicamente en el sector educativo de las ciencias y del medio ambiente”, dijo señaló.

“Este programa de becas potencializa a nuestros mejores muchachos para ayudarles a la conquista de sus sueños”.

Y, fundidos en un abrazo, Aarón y su mamá se felicitaron mutuamente por el logro obtenido. Ninguno podía creer el momento que vivían y su emoción fue tal que llegaron a derramar lágrimas.

“Mi madre es todo mi mundo”, valoró el joven, cuyo promedio académico (GPA) es superior a 3.0. “Cuando me regañaba, ella también me motivaba para estudiar; siempre me decía que necesitaba la educación para ganar un buen futuro”.

Alumnos de la clase de microeconomía de Aaron, que desconocían de la sorpresa, aplauden a su compañero. / Foto: Jorge Luis Macías.

Susan Cox, portavoz de SCE, dio a conocer que este año Edison International haría 30 anuncios sorpresa a igual número de estudiantes, en el mismo número de preparatorias de las regiones central, costera y el sur de California.

“Desde 2006, Edison International ha premiado a estudiantes subrepresentados con 8.7 millones de dólares en becas”, dijo Cox. “Son estudiantes de una primera generación que van al colegio o universidad y nosotros les damos la bienvenida a la educación superior”.

De hecho cada año la compañía otorga 1.2 millones de dólares en becas a 30 estudiantes de último año de preparatoria que buscan una carrera en un colegio o una universidad acreditada en los campos de las ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas —disciplinas conocidas como STEM.

Elba Martínez, madre del joven premiado, se funde con su hijo en un emotivo abrazo de alegría. /Foto: Jorge Luis Macías.

Y entre los aplausos de sus compañeros de clase, Aarón comentó que aunque todavía no decide a qué universidad postulará al graduarse de la escuela South Gate High, dijo que su futuro está en la ingeniería.

“Mi sueño es ser un ingeniero biomédico”, dijo Aarón. “Quiero inventar y diseñar prótesis como órganos artificiales del cuerpo humano”.

El joven quiere realizar diseños como los que armaba desde que tenía 5 años con los juguetes Lego que le compraban sus padres y que lo inspiraron a desarrollar sus proyectos del futuro.

Pero en sus sueños también van incluidas las metas que se trazó su madre, quien se involucró en la vida escolar de su hijo desde que iba al prekinder y la primaria Tweedy de South Gate, después de salir del hospital tras su trasplante de corazón.

“Yo estaba conectada a una máquina artificial; me decían que mandara a mi hijo a El Salvador para que lo cuidara mi mamá [María Ruballos], cuenta la mamá de Aarón.

“Llegué a pensar que podría morir esperando el trasplante, pero sabía que a mi hijo no lo debía mandar para allá, sabía que se moriría o se enfermaría y yo ni me daría cuenta”.

Aaron junto a otros alumnos de su clase. /Foto: Jorge Luis Macías.

Hoy, sin embargo, sus sueños de ver a Aarón en la universidad están a punto de ser una realidad. Una realidad que comenzó a escribirse desde que él fue declarado un niño dotado y se superó siempre en una escuela Magnet.

“Esa fue la escalera que lo llevó a tener coraje para ir a la universidad”, resumió Elba.

¿Quién obtiene la beca?

  • Los alumnos elegibles son aquellos que pertenecen a diversas comunidades.
  • Los estudiantes deben estar comprometidos a estudiar una carrera STEM.
  • Deben vivir dentro del área de 50,000 pies cuadrados del territorio de servicio que cubre Southern California Edison (SCE).
  • Los estudiantes receptores de becas podrían ser elegibles, además, para participar en intercambios en SCE después que completen su segundo año de colegio o universidad.

Para más información sobre cómo solicitar una beca y conocer otras historia de los ganadores, puedes visitar la pagina Edison Scholars en: on.sce.com/2gdPRyQ