“Hulk ruso” vive gran agonía por culpa de sus brazos

Kiril Tereshin saltó a la fama gracias a Instagram y hoy vive una verdadera pesadilla, a tal grado que él solo desea la muerte
“Hulk ruso” vive gran agonía por culpa de sus brazos
El "Hulk ruso" llegó a tener bíceps de 58 cm.
Foto: Instagram

Hace un par de meses, un joven ruso llamado Kiril Tereshin saltó a la fama gracias a que los usuarios de las redes sociales lo apodaron como el “Hulk ruso”, debido a los enormes bíceps que tiene.

Kiril logró tener esos brazos tan grandes y fuertes luego de haberse inyectado durante un largo tiempo una mezcla casera realizada con aceite de oliva, alcohol bencílico y lidocaína, misma que le llevó a que el diámetro de sus bíceps midieran 58 centímetros.

Sin embargo, en las últimas semanas su vida se ha convertido en un verdadero martirio, ya que ha desarrollado diversos problemas de salud por el tamaño de sus brazos y sobre todo, por las sustancias que se inyectó.

En Instagram, el “Hulk ruso” había estado informando que padecía de dolores insoportables en los brazos, que padecía de altas temperaturas y que los médicos le habían advertido que de seguir así, debían amputarle ambas extremidades en los próximos días.

“Me aplico hielo durante una hora y tomo medicinas tres veces al día. Ya es el fin, pido a Dios que el alma salga de mi cuerpo, no puedo aguantar el dolor”, escribió el ruso en Instagram.