La llave de un nuevo hogar

North Hollywood inaugura un nuevo complejo integral para personas homeless
La llave de un nuevo hogar
Algunas viviendas pudieron construirse con los fondos de Proposición HHH, pero varios concejales bloquean nuevas construcciones.

“Este es tu hogar. Ahora estás seguro”, fueron las palabras que finalmente hicieron que Bruce Marshall tomara conciencia de que los años de vivir en las calles de Los Ángeles habían llegado a su fin.

Marshall, un fotógrafo profesional que, por circunstancias de la vida, perdió todo y terminó viviendo en las calles de LA, es una de las 49 personas que en enero de este año pudo mudarse a “The Fiesta”, un complejo habitacional para personas sin hogar.

“Me conecté con LA Family Housing a través del centro LGBTQ de Los Ángeles y por meses seguí el proceso para obtener vivienda. Cuando finalmente llegué a mi nuevo hogar, no lo podía creer. Se me cayó la mandíbula al ver cuán grande era el lugar”, recordó con lágrimas en los ojos.

“Al día siguiente de mudarme, durante la reunión de bienvenida para todos los residentes, escuché, ‘Este es tu nuevo hogar’. Recién ahí caí en la cuenta de que ya no tendría que vivir en las calles y comencé a llorar”, recordó el fotógrafo.

Bruce Marshall muestra orgulloso su nuevo hogar.

Es una Fiesta y están invitados

El jueves fue la inauguración oficial del complejo ubicado a pocas cuadras de Lankershim y Arminta. Su campus cuenta con 49 unidades para personas crónicamente “homeless”, vulnerables, frágiles o con desafíos de salud mental. El complejo también cuenta con unidades temporales para personas y familias en transición, un centro de servicios de salud y un centro de admisiones y recursos para homeless.

“¡Es una fiesta! Trabajando juntos es la única manera en la que terminaremos con la crisis de ‘homelessness’”, señaló Stephanie Klasky-Gamer, Presidenta y CEO de LA Family Housing, durante la inauguración del complejo. LA Family Housing es una organización sin fines de lucro que desde los años 80s ofrece vivienda, recursos y servicios para las personas sin vivienda o a riesgo de perderla. La organización ayuda a más de 6,400 personas por año.

El nuevo complejo está ubicado en el lote del antiguo Motel Fiesta

No en mi ‘backyard’

El lote donde hoy se asienta el complejo habitacional sufrió distintas transformaciones a lo largo de los años. Pasó de ser el Motel Fiesta, décadas atrás, a convertirse en un refugio para personas sin hogar, que luego dio lugar a la construcción de este nuevo complejo de cuatro pisos.

“Este es el tipo de soluciones que necesitamos en la ciudad”, opinó Nury Martínez, Concejala del distrito 6 que abarca Van Nuys, Lake Balboa, Sun Valley, Panorama City, Arleta, North Hollywood y North Hills East.

“Para solucionar la crisis de ‘homelessness’ no podemos seguir recurriendo a parches rápidos, de sólo camas para pasar una noche. También es necesario implementar estrategias y planes a largo plazo”, indicó Martínez. Numerosos estudios encontraron que, a pesar de parecer inicialmente costosas, las estrategias a largo plazo, que incluyen unidades de vivienda permanente, a la larga terminan siendo más efectivas y económicas que otras soluciones más inmediatas.

En entrevista con La Opinión, Nury Martínez recalcó la importancia de que todos los concejales tomen medidas para paliar la crisis de homelessness en LA.

Todas las comunidades deben colaborar, de Pacoima a Beverly Hills. No sólo las comunidades de color deberían recibir a los homeless”, señaló refiriéndose a los recientes reportes de que ciertos concejales angelinos no quieren refugios ni complejos habitacionales para homeless en sus distritos o “patio de atrás” (backyard).

No es cuestión de sólo hablar, sino de hacer algo al respecto”, agregó Martínez.

LA Family Homeless consideró las preocupaciones, en muchos casos válidas, de los vecinos de la zona, antes de la construcción del complejo e incluyó sus consideraciones en el proyecto, para que los nuevos residentes puedan integrarse sin problemas a la comunidad.

El reciente conteo de personas sin hogar en Los Ángeles, realizado durante tres días y que contó con el apoyo de más de 8,600 voluntarios, encontró que el 75% de los homeless, una vez que pierden su hogar, siguen viviendo en los barrios donde previamente estaban sus viviendas. Esto contradice la teoría de quienes creen que los homeless van a llegar a instalarse en sus barrios, desde zonas remotas.

“Estas personas que ahora duermen en las calles, son las mismas personas que vivían en el barrio y también son miembros de la comunidad”, indicó Ella Boyajian, de LA Family Housing.

Joseph Montoya vivió por 15 años en las calles de LA, con su hermano Steve.

No se olvida de los amigos

Joseph Montoya fue el primer residente en mudarse al complejo. Durante más de 15 años, Joseph y su hermano Steve vivieron en las calles, bajo el puente Arleta, en Pacoima.

“Honestamente, si no hubiese sido por esta oportunidad, no sé dónde estaríamos”, confesó Montoya. “Realmente es muy difícil sobrevivir en las calles. Gracias a LA Family Housing, hoy tengo una llave para abrir la puerta de mi hogar”, agregó emocionado.

Klasky-Gamer compartió una anécdota de Montoya, quien siempre se preocupó por su hermano y otros homeless que vivían en las calles con él.

“No se olvidó de sus amigos, al llegar a su nuevo hogar. Al ver la cocina, lo primero que Montoya dijo fue ‘Ahora podré cocinar más comida para llevarles a otros que necesitan'”, contó Klasky-Gamer.

Decenas de voluntarios colaboraron con la instalación de las unidades, de manera tal que cuando llegaron los nuevos residentes, encontraron los departamentos totalmente armados y amueblados.

Inauguración oficial de The Fiesta (de izq a derecha) Controlador de LA Ron Galperin, Presidente de LA Family Housing, Stephanie Klasky-Gamer, Concejala Nury Martínez, Gerente de vivienda de LA, Rushmore Cervantes

Mucho más que una vivienda

El edificio cuenta con un salón de computadoras, gimnasio, lavandería y terrazas donde plantar vegetales. El centro de servicios de salud, que aún está en construcción, permitirá a los residentes caminar a los consultorios, e incluye servicios de salud dental.
El complejo también cuenta con trabajadores que pueden asistir diariamente a los residentes y manejan sus casos.
“Muchas personas han vivido tantos años en las calles que ni siquiera recuerdan como usar las lavadoras de ropa. Otros necesitan asistencia con el uso de computadoras, por ejemplo, para entrar a Google u otras aplicaciones”, explicó Boyajian. “Tantos años de vivir a la intemperie hace que muchas personas sientan temor. Quizás vivieron situaciones en las que alguien les ofrecían refugio, pero esa ayuda siempre venía con condiciones. Ahora ven un grupo de personas que realmente se preocupa por ellos y sólo los quieren ayudar para que lleven una vida independiente”.

Boyajian explicó que en otros refugios requieren que se separen a las familias, o que las personas se deshagan de sus mascotas, pero que no es así en este complejo. Las familias pueden permanecer juntos y sus mascotas se convierten en sus asistentes emocionales y pueden vivir bajo el mismo techo.

Las viviendas temporales o “Bridge” del mismo complejo ofrecen refugio para 250 personas, que puede ir de una semana, a meses, a un año, según cada caso en particular.

Existen otros proyectos de LA Family Housing que se encuentran en construcción y que albergarán a veteranos, familias y jóvenes sin hogar, en North Hills, Oxnard, South Los Ángeles y Oxnard.

Una nueva oportunidad

Cuando Marshall perdió su vivienda, un amigo le guardó sus pertenencias, sin que él supiese, y al mudarse a The Fiesta, lo sorprendió llevándole sus cuadros, sus fotos y otras decoraciones.
“Pude recrear mi antiguo ‘loft’ de Pasadena con muchas de las cosas que mi amigo me había guardado”, comentó. Marshall incluso conserva su máquina de fotos.

“Algún día volveré a tomar fotos. Siento que una nueva oportunidad se abrió para mí, desde que tengo un hogar”.

Para más información sobre este y otros proyectos puedes visitar: https://lafh.org/