Amber Olmo trabaja limpiando escenas de crimen y dijo estar “harta” de la violencia de las armas. Foto: María Peña/Impremedia