La Hora del Planeta: se apagan las luces del mundo para proteger el medio ambiente

Desde Oceanía y Asia hasta las Américas, las luces se apagaron por una hora
La Hora del Planeta: se apagan las luces del mundo para proteger el medio ambiente
El Empire State Building se apaga en La hora del Planeta.

En Nueva York, el Empire State y la sede de la ONU se apagan, y en Los Ángeles, el Ayuntamiento y la conocida entrada al aeropuerto internacional LAX. Es La Hora del Planeta.

En París, la Torre Eiffel se apagó. En Londres, un caleidoscopio de sitios famosos apagó sus luces, incluidos Tower Bridge, Big Ben, Piccadilly Circus y el London Eye.

Esa escena se repitió una y otra vez en todo el mundo el sábado: en la Ópera de Sídney, en el gran arco de Nueva Delhi, en las Torres Petronas de Kuala Lumpur, en el Castillo de Edimburgo en Escocia, en la Puerta de Brandenburgo en Berlín y en la Catedral de San Basilio en Moscú.

Familias se reunen para celebrar La Hora del Planeta en Cali, Colombia. EFE

Dura solo una hora y su poder es puramente simbólico. Pero a las 8:30 p.m., las personas apagaron sus luces para la Hora del Planeta, un llamado mundial a la unidad internacional sobre la importancia de abordar el cambio climático.

Puerta de Alcalá de Madrid antes y después del apagón planetario. EFE

Desde su inicio en Sydney en 2007, la Hora del Planeta se ha extendido a más de 180 países, con decenas de millones de personas que se han unido, desde apagar las luces de su propio porche hasta dejar a oscuras los grandes sitios como la Ópera de Sídney.