Se incrementa el ‘sexting’ entre los adolescentes

Expertas en el tema explica en qué consiste y qué deben hacer los padres para alertar a sus hijos sobre las consecuencias negativas de esta práctica
Se incrementa el ‘sexting’ entre los adolescentes
Los expertos recomiendan resaltarles a los adolescentes que todo “sexting” que envíen nunca se borra del sistema cibernético y puede llegar a afectar su imagen personal y profesional en el futuro.
Foto: Shutterstock

Uno de cada siete adolescentes hace “sexting” y uno de cada cuatro los recibe.

A esta conclusión llegó un reciente estudio de la Universidad de Cargary (Canadá) sobre esta práctica que cada vez se hace más popular entre los menores de edad de entre los 12 y 16 años, y que consiste en el intercambio de imágenes y videos sexualmente explícitos a través teléfonos móviles inteligentes o webcams.

El ‘sexting’ entre los adolescentes aumenta con el uso generalizado de los smartphones y las computadoras con cámara”, dice a través de un comunicado la Dra. Sheri Madigan, profesora asistente en el Departamento de Psicología del mencionado plantel e investigadora líder del nuevo estudio.

Los resultados de la investigación, que uso una amplia data de 110,000 adolescentes de todo el mundo, no sorprendieron a la psicóloga debido a que investigaciones previas habían revelado que dos de cada cinco estudiantes de la escuela secundaria es activo sexualmente.

El informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos para este año señala, por su parte, que alrededor del 41% de los adolescentes tienen sexo.

“Creo que el hecho que un 15% de los adolescentes reporte que hacen ‘sexting’ no es sorprendente, cuando se piensa en estas otras estadísticas”, resalta la experta.

Pero lo que sí le sorprende a la Dra. Madigan es que entre el 12 y 13% de los jóvenes entrevistados dijo que “reenvió los mensaje ‘sexting’ de otras personas sin el consentimiento de ellas”.

Los adolescentes no parecen comprender las consecuencias del ‘sexting’. Por ejemplo, no se dan cuenta que las fotografías que comparten pueden acabar en manos de terceros, que pueden usarlas para chantajearlos o amenazarlos”, alerta la Dra. Madigan.

Una práctica que preocupa

El fenómeno creciente entre los adolescentes de hoy ha llamado la atención no solo de los investigadores sino también de los medios de comunicación y las autoridades del orden público.
De acuerdo con el equipo de investigadores del reciente estudio, en enero de este año —por ejemplo— la policía de Châteauguay (Quebec, Canadá) lanzó la campaña educativa “Sexts are porn” (“El sexteo es pornografía”), dirigida a alumnos de entre las edades de 12 a 17 años. Y, en el Reino Unido, una fuerza policial advirtió a los padres que podrían ser procesados si sus hijos envían imágenes indecentes por los teléfonos inteligentes.

Y es que el intercambio de fotografías de menores de 18 años (aunque sea entre ellos mismos) es considerado en muchos estados y países como pornografía infantil, algo que acarrea consecuencias legales.

Niñas y niños participan por igual

El estudio también descubrió que los menores de ambos sexos sextean por igual y que los adolescentes mayores lo hacen más a menudo que los más jovencitos.

Igualmente reveló que tanto los chicos como las chicas solicitan y envían las fotos y videos con contenido explicito sexual por igual, contradiciendo así la suposición generalizada que se tenía a cerca de que los niños eran los solicitantes y las niñas las remitentes.

El peligro

Ante la creciente practica, las autoridades policiales y psicólogos instan a los padres a estar atentos al sexteo juvenil, hablar con sus hijos sobre éste y alertarlos sobre sus consecuencias y peligros.

Entre los peligros están la posibilidad del acoso cibernético y la “sextortion” que pueden conducir a la jovencito (a) que sextea una foto o video de su cuerpo desnudo o semidesnudo o en una posición sexual hasta el suicidio. Este fue el caso de Amanda Michelle Todd, de British Columbia (Canadá), quien se quitó la vida 10 de octubre de 2012 con tan solo 15 años tras haber sido víctima del bullying después de enviar a un chico una foto de ella en toples, que fue reenviada a todos sus compañeros de escuela.

Llaman a que los padres sean más proactivos

Para combatir el “sexting”, los expertos recomiendan que los padres tengan conversaciones abiertas con sus hijos sobre la tecnología y la sexualidad antes de que comiencen preadolescencia, debido a que la mayoría reciben su primer teléfono inteligente a los 10 años.

“Evidentemente, el ‘sexting’ es cada vez más común [entre los menores de edad]”, corrobora María Álvarez, vinculada a la organización Common Sense, una organización nacional sin fines de lucro dedicada a mejorar la vida de los niños y las familias al proporcionar información confiable sobre los medios y la tecnología. “Y ante ello recomiendo a los padres que se informen sobre este tema y tengan conversaciones proactivas con sus hijos”.

“Es muy importante decirles y repetirles más de una vez en medio de conversaciones casuales que una vez que comparten una foto o video en un ‘sexting’ pierden el control de esa imagen o video y la persona que la recibe puede hacer lo que se le ocurra con ella”, agrega Álvarez, quien funge como directora de alcance y desarrollo de contenido en español en la mencionada organización.

También se les debe resaltar que todo “sexting” que envíen nunca se borra del sistema cibernético y puede llegar a afectar su imagen profesional en el futuro.

Recursos

Para más información sobre el “sexting” consultar los sitios: