VIDEOS: Satélites de NOAA también captan cuando el clima hace cosas raras

Aunque ocurran nevadas con truenos y rayos hacia arriba

La flota de satélites de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), observa lo que ocurre en el clima de la tierra y colabora en el pronóstico del tiempo. Pero también en ocasiones, los científicos tienen la oportunidad de observar fenómenos que son poco frecuentes, como rayos y truenos durante una nevada, o relámpagos que suben de la tierra al cielo…

Una nevada con rayos y truenos es un raro fenómeno meteorológico en el que los truenos y los rayos son acompañados predominantemente por nieve, en lugar de por lluvia. Estas nevadas con rayos ocurren donde hay una inestabilidad relativamente fuerte y una humedad abundante sobre la superficie de la Tierra, como por ejemplo durante un frente cálido. Los ingredientes que crean estas tormentas son similares a la dinámica de una tormenta típica: humedad, inestabilidad y un mecanismo de elevación.

Aquí la ciencia simple: el aire se considera inestable si continúa subiendo por sí solo después de recibir un empujón desde un frente frío o un frente cálido. Esto rara vez ocurre cuando nieva, porque la temperatura del aire en las tormentas de nieve del invierno es consistentemente fría, tanto en los puntos altos como en los más bajos de la atmósfera. Sin embargo, en algunas tormentas invernales, las capas poco profundas de aire caliente se elevan y continúan elevándose por sí solas, lo que aumenta la cantidad de nieve, y causa suficiente separación de carga eléctrica como para que se produzcan rayos y truenos

En marzo de 2018, la costa este experimentó tres tormentas invernales consecutivas de nieve en menos de diez días. El satélite NOAA GOES Este (GOES-16) Geostationary Lightning Mapper capturó los rayos de estos eventos que produjeron este tipo raro de tormenta.

El seguimiento de los rayos durante una tormenta de nieve es una herramienta fundamental para ayudar a los meteorólogos, ya que se asocia típicamente con un aumento de las cantidades de nieve.

Relámpago hacia arriba en Johannesburgo

La gran mayoría de las descargas de rayos en todo el mundo están “en la nube” o “pueden llegar de la nube” y las que vemos, parecen golpear desde la nube a la tierra. Sin embargo, son posibles las “descargas de propagación hacia arriba” o los rayos al revés, pero son extremadamente raros. Cuando esto sucede, el rayo comienza en el suelo y luego viaja hacia las nubes. Los estudios con cámaras de alta velocidad han demostrado que los rayos ascendentes son más comunes de lo que se pensaba.

Aquí la ciencia simple: estos rayos ascendentes generalmente ocurren desde altas torres, edificios o cimas de montañas, y cuando hay un cambio rápido en las cargas atmosféricas, justo después de que se produce un rayo descendente.

 

La creación de un rayo es un proceso complicado. En general, sabemos qué condiciones se necesitan para producir rayos, pero todavía hay debate sobre cómo una nube acumula cargas eléctricas y cómo se forman los rayos. Se ha aprendido mucho sobre los relámpagos ascendentes, pero sigue habiendo incertidumbre con respecto al mecanismo desencadenante exacto.

¿Arcoiris con luna?

Arcoiris lunar. Un raro fenómeno natural captado por NWS en Honolulu. Cortesía NOAA, mejor calidad posible

Esta no es una imagen de un satélite, sino de la oficina del Servicio Meteorológico Nacional de Honolulu.

Todos los arcoiris son hermosos, pero no todos ocurren durante el día. Un arco lunar, también conocido como arcoiris lunar, es causado por el mismo fenómeno óptico que un arco iris típico: la luz se refracta a través de las gotas de agua en el aire. Muy raramente, una luna llena producirá suficiente luz para que nuestros ojos vean un débil “arco lunar” en el cielo.

Los arcos lunares o arco iris lunar son fenómenos atmosféricos naturales raros que ocurren cuando la luz de la Luna se refleja y se refracta en las gotas de agua en el aire.