China sigue los pasos de California en la venta de autos eléctricos

El gobernador de California Jerry Brown se reunió en China el año pasado con el presidente Xi Jinping
China sigue los pasos de California en la venta de autos eléctricos
Los automóviles eléctricos representaron menos del 2% de las ventas mundiales de automóviles nuevos en 2017.
Foto: Archivo

Aunque las políticas liberales y autoritarias de California y China son casi opuestas, ambos lugares están adoptando un enfoque descendente para combatir el cambio climático al forzar un cambio en la energía y el transporte. De hecho, China ha modelado su mandato de automóvil eléctrico en el programa de California, tras años de colaboración entre funcionarios en lados opuestos del Pacífico: “China ha aprendido de California”, dijo Yunshi Wang, director del Centro de Energía y Transporte de China en la Universidad de California en Davis.

California quiere 5 millones de autos libres de emisiones en la carretera para el 2030. Con una población mucho más grande, China, quiere 7 millones de vehículos eléctricos para el 2025. California tiene un programa de límite e intercambio para limitar las emisiones de las plantas de energía, fábricas y proveedores de combustible. China está lanzando un sistema de límite e intercambio para reducir el consumo de combustible y reducir la dependencia de las importaciones de petróleo.

El gobernador de California Jerry Brown se reunió en China el año pasado con el presidente Xi Jinping. La conversación, que se produjo poco después de que el presidente Donald Trump dijera que Estados Unidos se retiraría del acuerdo climático de París, se centró en estrategias para combatir el calentamiento global. Que Washington y Beijing estén al borde de una guerra comercial vuelve los lazos entre el gigante asiático y California muy significativos.

La administración Trump está considerando revocar la capacidad de California para establecer sus propios estándares de emisiones automotrices, con lo que el enfoque de Brown con respecto a la política energética podría verse pronto criticado. Los fabricantes de autos de EEUU están tratando de negociar un compromiso entre California y Washington. Como el mercado automotriz más grande, California tiende a moldear la política nacional; de hecho, Nueva York y varios estados adicionales que representan un tercio de las ventas de vehículos de EEUU han adoptado sus estándares.

China y California pueden ejercer un tirón similar en la adopción de vehículos eléctricos. China superó a los EEUU en 2015 para convertirse en el mayor mercado mundial de automóviles eléctricos, posiblemente superando el millón este año, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles. Por su parte, California representa aproximadamente la mitad del mercado de automóviles eléctricos de EEUU. Y ahora cuenta con más de 375,000 plug-ins en la carretera.

Mientras los autos cargados con baterías sean más caros, los subsidios y los mandatos utilizados por China, California y otros para fomentar el cambio serán vitales. Y es que, lamentablemente para los ecologistas, según Bloomberg New Energy Finance, los automóviles eléctricos representaron menos del 2% de las ventas mundiales de automóviles nuevos en 2017.