EEUU considera pedir historial en redes sociales antes de otorgar visas

La propuesta afectaría a casi 15 millones de extranjeros que solicitan visas para viajar a Estados Unidos

Vivimos un momento sin precedentes...

La crisis causada por el coronavirus nos ha puesto en pocos días en una situación que nadie podía imaginar. La amenaza a la salud de todos debe ser nuestra primera preocupación. Y después, las consecuencias sociales y económicas que ya están golpeando duramente a nuestra comunidad. Pero nuestro compromiso contigo y con todos nuestros lectores es más firme que nunca. Queremos informarte y ayudarte a tomar decisiones en tu día a día.

Producir este contenido que estás leyendo cuesta dinero.
El dinero que permite que los escritores, editores y demás personal de La Opinión puedan mantener a sus familias.
Nosotros no cerramos nuestro contenido como hacen otros medios, porque queremos que todos puedan leerlo, también aquéllos que no puedan pagar una suscripción.

Pero sí pedimos a quienes puedan colaborar con nosotros que nos ayuden. Sólo toma un minuto y puedes aportar tan poco como $3.5 por mes (Sí, leíste bien SOLO $3.5 por mes). Hará un gran diferencia.

Todos los solicitantes de visa para viajar a EEUU tendrían que presentar su historial en las redes sociales, direcciones de correo electrónico y números telefónicos, según una nueva medida propuesta por  el Departamento de Estado publicada hoy en Federal Register, el diario oficial del gobierno.

Se trata de una vasta expansión de las medidas del gobierno de Donald Trump para examinar los antecedentes de potenciales inmigrantes y visitantes, detalló AP.

Las nuevas reglas se aplicarían a todos los solicitantes de cualquier modalidad de visa. Previamente esos requisitos eran solicitados solamente a personas identificadas para escrutinios más detallados, es decir, unos 65 mil casos anualmente.

La propuesta está siendo estudiada en función de los costos de tiempo y dinero. Si los requerimientos son aprobados por la Oficina de Administración y Presupuesto, las solicitudes para todo tipo de visa incluirían una lista de plataformas de redes sociales y requerirían que el solicitante provea cualquier nombre de cuenta que haya tenido en ellas en los últimos cinco años. Daría además la opción de ofrecer voluntariamente información sobre medios sociales adicionales.

Además de sus historiales en medios sociales, los solicitantes deberán ofrecer sus números telefónicos y direcciones de correo electrónico en los últimos cinco años, estatus de viaje internacional y deportación, además de si algún familiar ha estado involucrado en actividades terroristas.

El Departamento de Estado estima que eso afectaría a 14 millones de solicitantes de visas no de inmigrantes y a 710 mil de visas de inmigrantes.

Sólo los solicitantes de ciertos tipos de visas diplomáticas y oficiales podrán estar exentos.

En el documento publicado digitalmente, el gobierno dice que quiere comentarios públicos sobre esa propuesta, que afectaría a casi 15 millones de extranjeros que solicitan visas para entrar a Estados Unidos. Para recabar las opiniones se abrió un período de 60 días, hasta el 29 de mayo.