‘Spring cleaning’: un ritual de limpieza en primavera

Te decimos cómo hacer la faena de manera rápida, práctica y planificada
‘Spring cleaning’: un ritual de limpieza en primavera
Sacar del clóset toda pieza de vestir que no has usado en un año o dos es una de las tareas principales de la limpieza de primavera.
Foto: Shutterstock

Llegó de nuevo la primavera y con ella la época del año para ejecutar el tradicional ritual de revisar, tirar, conservar, limpiar, renovar o reubicar. Como quien dice, llegó el momento del año para realizar la llamada limpieza de esta temporada, bien conocida en inglés como el ‘Spring Cleaning’.

Y para que la tarea no se te haga aburrida, agotadora o dispendiosa,  te damos los pasos clave a seguir:

1. Preparación y planificación

La mejor manera para efectuar la tarea de forma rápida y organizada es realizándola por etapas y sectores de la casa, armada del objetivo de recoger todo el “clutter” (desorden); deshacerte de todo lo que no usas (a pesar de que está nuevo y lo tanto que te gusta); guardar la ropa y los artículos de invierno para ubicar en su espacio el ajuar de primavera y limpiar a profundidad para eliminar la acumulación de los ácaros del polvo.

 2. Organizar clóset y cajoneras

  • Saca del clóset toda pieza de vestir que no has usado en uno o dos años,  ya sea porque no te queda muy chica o grande, pasó de moda o te aburriste de ella de tanto usarla o por ser una prenda que la compraste solo por impulso sin necesitarla.
  • Durante el proceso de selección saca también zapatos, botas y tenis que  no usas y de las cajoneras, las medias y ropa interior raída o desgastada.
  • Teniendo todo afuera, empieza a colocar las piezas dentro de unas bolsas plásticas que puedes categorizar para regalar, donar y arrojar a la basura.
Saca las prendas de vestir que no haz usado en uno o dos años./Shutterstock

 

3. Guardar todo lo de invierno

  • Inicia esta faena guardando abrigos, suéteres, chaquetas pesadas y bufandas en cajas de cartón o  plásticas, teniendo el cuidado de lavar aquellas que tienen manchas, estén sucias o huelan a sudor.

4. Preparar la cama

  • Guarda las sábanas gruesas y la colcha pesada de invierno y procede a vestir la cama con un set de cama bien primaveral, habiendo aspirando de antemano el colchón y lavado su protector.
  • Lava o cambia las almohadas desgastadas y los cojines que usas de decoración. Esto ayuda, con poco dinero invertido, a la renovación y eliminación de los focos comunes de emisión de mal olor.

5. Asear y organizar

  • Abre ventanas para que el aire circule y toda la casa se ventile. Aspira el piso de madera o alfombrado, asegurándote de pasar la aspiradora por debajo de la cama, esquinas, cortinas y persianas cargadas de polvo.
  • Elimina toda acumulación de papeles, revistas y juguetes que tus hijos ya no usan. Lava y desinfecta estos últimos y ponlos dentro de una bolsa para donación. Haz la operación en cada habitación de la casa e involucra a tus hijos en la tarea de la selección y la limpieza de los juguetes a regalar.
Limpia y desinfecta los juguetes que ya no usan tus hijos y dalos en donación. /Shutterstock

6. Asear la cocina y baños

  • El aseo en este de lugar debes hacerlo a fondo y conciencia. Es decir que tienes que sacar todos los artículos de los gabinetes para poder limpiar su superficie interna y externa y verificar la fecha de expiración de cada alimento no perecedero que tengas en éstos y arrojar los vencidos.
  • Concluida esta limpieza sigue con el mueble donde guardas ollas, vajillas, cubiertos y vasos, para deshacerte de todo artículo en mal estado o que ya no usas, como puede ser el caso de la olla eléctrica para freír o la máquina de hacer pop corn que tan solo roba espacio. Haz la misma faena con todo lo que tengas dentro de la refrigeradora.
  • En el caso del baño, limpia inodoro y tina con profundidad y retira del gabinete o botiquín todo medicamento o artículo de aseo cuya fecha de expiración se haya vencido.
  • Revisa los set de toallas que tengas y elimina aquellas que están roídas o desgastadas.

7. Limpiar ventiladores y rejillas del aire acondicionado

  • Como los ventiladores y el aire acondicionado son los artículos más usados en los días de calor, limpia los ventiladores  a fondo, removiendo de sus hélices el polvo acumulado, al igual que el que se ha depositado en las rejillas del sistema de enfriamiento local o central.
  • En esta época del año también es bueno cambiar los filtros del sistema central de ventilación y del aire acondicionado, así como aspirar las motas acumuladas en el tubo de escape de la lavadora.

8. Cambiar cortinas y limpiar y renovar plantas

  • De tener vestidas las ventanas con unas cortinas pesadas, conviene cambiarlas por unas elaboradas con un material muchos más ligero y en un tono claro para que el ambiente interno de la casa se bañe de la luz y el colorido externo primaveral.
  • Esta faena también incluye el remover el polvo acumulado de las plantas internas de follaje y agregarle a la decoración algunas plantas florales de la temporada.
El limpiar las hojas de las plantas de follaje, renovar las marchitas y comprar unas florales de uso interno, revitalizan la energía y el ambiente interno de la casa. /Shutterstock