Gobierno mexicano responde a Trump dando visas humanitarias a caravana, pero Trump dice que “la desbandó”

Mientras el país azteca trata de calmar los ánimos ofreciendo visas a la caravana migrante, medios y grupos pro Trump dicen que el grupo de refugiados "pretenden atacar las fronteras" para inundar el país y votar por los demócratas. Entre otras locas teorías.
Gobierno mexicano responde a Trump dando visas humanitarias a caravana, pero Trump dice que “la desbandó”
Un grupo de la caravana migrante "viacrucis" que está formado principalmente por Hondureños. Esta foto fue tomada hace dos semanas cuando se encontraban en Oaxaca, México (Foto: Pueblo sin Fronteras)

El gobierno mexicano está dando visas de tránsito a las personas de la caravana migrante, para asegurar que están legalmente en ese país, pero no detendrá su paso hacia Estados Unidos para quienes deseen seguir su camino a pedir asilo, informaron este martes portavoces de los organizadores, Pueblo sin Fronteras.

Con esta decisión el gobierno de México parece rechazar la presión del presidente de Estados Unidos Donald Trump para que detenga la caravana, aunque algunos reportes de la prensa mexicana indican que funcionarios de ese país están pidiendo a los líderes que el grupo se “diluya”.

De hecho, el presidente Donald Trump indicó este martes que México “disolvió” la caravana debido a sus amenazas de cancelar el tratado de libre comercio.  Pero portavoces de la misma indicaron que los propios participantes son los que deciden qué hacer y que el grupo seguirá organizando.

“La caravana seguirá organizando para ofrecer asesoría legal en Puebla e ir a sus respectivos destinos a pedir refugio o asilo”, dijo Alex Mensing, portavoz de la organización Pueblo sin Fronteras en Estados Unidos. “Algunos viajarán aparte ya que con el permiso brindado no tendrán el riesgo de deportacion”. 

Desde el lunes, algunos grupos ya habían seguido su camino y se habían separado de la caravana, otros irán a la ciudad de México a abogar por mejores leyes migratorias en ese país y los que quieran, seguirán adelante y pedirá asilo en México o Estados Unidos, dijo Irineo Mujica, director de Pueblo Sin Fronteras en México.

El escándalo respecto a la caravana comenzó luego que FOX News hizo un reporte este fin de semana y Trump lanzó varios tuiteos indignados, diciendo que “México no hace nada” para detener a los migrantes y que estos venían a “aprovechar DACA”, una afirmación que contradice la realidad, ya que su propio gobierno no está aceptando nuevos solicitantes. 

Las caravanas migrantes se organizan cada año o más de una cada año desde 2010: la caravana de madres, la caravana LGBT, la caravana via crucis migrante que hacen las estaciones de la cruz y su objetivo es crear un grupo protegido por asesoría legal, donde se apoyen unos a otros y puedan escapar de situaciones de peligro y violencia en sus países o estados de origen.

“En realidad es una forma de organizar lo que es el flujo usual de migrantes”, dijo a Mujica. “Esto ocurre con caravana o sin ella”.

Los que deciden pedir asilo en Estados Unidos, llegan a la frontera y piden a los agentes migratorios la protección de este país, alegando que tienen miedo de regresar al suyo.  Muchos son rechazados, muchos otros son detenidos y puestos en proceso de solicitar asilo, que puede ser arduo, dificil y resultar en detención prolongada.

Las propias cifras de CBP revelan que el flujo regular de “familias” y niños migrantes sigue en alza, y los dos últimos años ha vuelto a subir. Aquí las cifras más recientes.

Seguidores de Trump tienen sus teorías sobre la caravana

Sin embargo, la caravana de unas 1100 personas -el grupo, según fuentes del mismo, perdió unos 300 integrantes que siguieron su camino en los últimos días- se ha convertido en la obsesión de Fox News, partidarios de Trump -y probablemente robots tuiteros- que están difundiendo las más increíbles teorías sobre lo que son y lo que quiere este grupo de refugiados. 

Las versiones vienen de Fox News, Breitbart y voceros del extremismo anti inmigrante como Ann Coulter.

Una de las más repetidas es que la caravana viene a “atacar” (storm) la frontera, y que el objetivo de juntar a tantos migrantes es “abrumar” a los patrulleros fronterizos y colarse “descaradamente” por la frontera.  Otros sugieren que son terroristas o quizá socialistas que vienen a votar por los demócratas. 

Ann Coulter sugirió -y luego Trump anunció que lo hará- que había que poner tropas en la frontera para detener al grupo.

Algunos tuiteros llamaban a otros a ir a la frontera y enfrentarse a la caravana con grupos de “patriotas” y otros hacían círculos sobre fotos de la caravana que mostraban a personas de raza negra, indicando que había “africanos” y posiblemente “terroristas” en el grupo.

Algunos sugerían que este y otros flujos migratorios en el mundo, por ejemplo los africanos que van a Europa, son un esfuerzo conjunto para el “genocidio blanco”.

Un tuitero, que dice ser estudiante de “historia”, afirmó que en la época de Obama, este hacía venir los autobuses llenos de migrantes y luego los distribuía por todo el país.

Todo el mundo se subió “al carro” de la caravana para obtener aplausos de la base conservadora, incluyendo el senador Rand Paul. Aunque por supuesto, si uno examina las cifras del propio gobierno, por ejemplo, las de la Agencia de Protección Fronteriza y Aduanas (CBP), puede darse cuenta que tan solo el año pasado más de 75,000 familias migrantes y más de 41,000 niños no acompañados terminaron en manos de la “migra”.

En otras palabras, el flujo de migrantes que buscan refugio vienen con caravana o sin ella, y esos solo fueron los que arrestaron. No hay número que pueda medir los que pasaron y no fueron detectados.