Horribles detalles del pleito a gritos entre Chiquis y Jenicka Rivera y su prima Abigail

"¡Perra!", "Sin talento", fueron algunas de las "linduras" que se dijeron
Horribles detalles del pleito a gritos entre Chiquis y Jenicka Rivera y su prima Abigail
Abigail y Chiquis Rivera andan en una tremenda pelea./Archivo
Foto: YouTube / Instagram

El pleito entre las primas Rivera ha escalado a otra dimensión, pues Chiquis y su hermana Jenicka se presentaron en altas horas de la madrugada del sábado para amenazar e insultar en su casa a Abigail, hija de Lupillo Rivera. Así lo denunció la agredida y en parte fue confirmado por la más famosa hija de Jenni Rivera.

A través de sus redes sociales, Abigail explicó el incidente que se generó por los señalamientos públicos que hizo su hermana Ayana hacia Juan Rivera, Chiquis y sus hermanas.

Sin embargo, el sábado, a las 2:30 de la madrugada, Abigail recibió una llamada telefónica de parte de Jenicka, con quien hacía mucho tiempo que no hablaba. “Estoy afuera, voy a joderte a tí y a tu hermana”, supuestamente le dijo.

“¿Estás borracha, qué te pasa?”, les preguntó Abigail cuando Jenicka le habló por teléfono afuera de su casa con insultos y amenazas, sin importar que se encontraba sola con su hija de dos años.

“Ven para afuera perra. Deja a tu hija durmiendo en el cuarto, ven afuera, ven afuera”, la retaron una y otra vez, sin que Abigail cediera.

Visiblemente molesta, la hija de Lupillo Rivera cuestionó el talento de Chiquis y dijo que utiliza su apellido para ser famosa y “todo se lo han regalado”. Además fue punzante y espetó que ella nunca se habría acostado con el esposo de su madre, aludiendo a la supuesta relación de Chiquis con Esteban Loaiza.

“Si no pueden controlar su alcohol, no tomen. Se escuchaban bien ridículas”, agregó y denunció que la llamaron “chola”, lo que sí la lastimó.

 “Si realmente querían hablar, debieron hacerlo como adultas (…) A plena luz del día y como una mujer”, concluyó.

Por su parte, Chiquis Rivera deslizó que el zafarrancho sí tuvo lugar. Sin entrar en detalles confesó que la serie de mensajes públicos y directos que le enviaron sus primas la hizo perder la cabeza.

“Estaba divirtiéndome, porque no estaba trabajando, y leí unos mensajes directos que me llegaron y me dolieron mucho. Dejé que el coraje me ganara… Soy humana al final del día, no soy perfecta, pero soy honesta”, dijo.

Chiquis justificó el presunto asalto a la casa de su prima por las constantes apariciones públicas de su primas para hablar en su contra.

“Cuando salen de la familia e intencionalmente quieren herirte y hacerte ver mal, es otra parte de tu corazón (…) Es un dolor profundo. Les di atención a estas niñas (sus primas Anaya y Abigail) y pues ahí están, hablando”.