Agente de ICE arrestó a migrante en corte penal tras espiar conversación de pasillo

Una queja presentada ante el Departamento de Seguridad Nacional acusa a un agente de inmigración de violar la constitución y el privilegio de confidencialidad entre cliente y abogado, para arrestar a un inmigrante en la corte estatal.
Agente de ICE arrestó a migrante en corte penal tras espiar conversación de pasillo
La corte del estato de Washington en la que un agente arrestó a un inmigrante después de espiar su conversación en un pasillo (Foto: commons wiki)

Desde hace meses hay denuncias de agentes de la “migra” pululando por las cortes donde el público en general acude a responder a un cargo, atestiguar en un caso o pagar una multa.

¿Qué hacen los agentes de ICE en esos tribunales que nada tienen que ver con inmigración?

Según una queja formal presentada ante la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) por el Northwest Immigrant Rights Project (NWIRP), el agente James Vossler se sentó en un pasillo a espiar, vestido de paisano, lo que hablaba un inmigrante con su abogado.

Posteriormente lo arrestó afuera del edificio y le dijo que había escuchado “que era ilegal”, según alega el documento.

La queja presentada ante la oficina de derechos y libertades civiles del Departamento de Seguridad Nacional explica que Jorge Luis Acebal-Coria, un mexicano de 45 años, estaba en una corte de Vancouver, estado de Washington el pasado 24 de enero para una audiencia en un caso penal.

Acebal Coria había sido acusado de un delito menor por tirar una lata de perfumador de ambiente a otro carro mientras manejaba y se presentó con un abogado a responder al cargo.

Acebal y su abogado salieron de la sala del juzgado a conversar en el pasillo con un intérprete“, dijo Tim Warden-Hertz, director de NWIRP.  “Ese pasillo es donde normalmente salen abogados y clientes a conversar algo rápido fuera de la corte. El agente de ICE, que estaba vestido de paisano, y nadie sabía quién era, se sentó cerca, en un banquito”.

Al parecer, el agente “de incógnito” escuchó la conversación y, en base a lo que oyó, arrestó al migrante al salir de la corte.

Acebal-Coria aún está detenido en el centro de detención del Noroeste, en Tacoma y su caso penal quedó pendiente porque no pudo volver al tribunal, apuntó Warden-Hertz.

La queja alega que este tipo de tácticas son ilegales. “La Corte Suprema de la Nación ha establecido que la relación abogado-cliente es un privilegio protegido y las conversaciones en ese contexto son confidenciales. Aquí estamos viendo una intrusión gubernamental en este privilegio”.

Portavoces de ICE dijeron que no comentaban sobre quejas pendientes, pero que la falta de comentario no debía ser interpretada de ninguna manera especial y aseguraron que todos sus agentes “siguen las leyes al tiempo que ofrecen seguridad al país”.

Aparte de esta queja, la organización también presentó una moción de anular el caso de deportación que está pendiente contra Acebal-Coria a partir del arresto en el tribunal.

“Nos preocupa que esta sea una nueva táctica de las que están usando para arrestar a mayor número de migrantes, porque en este caso estamos hablando de un agente que viola la constitución para hacer un arresto”, dijo Warden-Hertz.