Caravana que enfureció a Trump: “Vamos a la embajada de EEUU en México”

Aseguran los participantes que demostrarán quiénes son
Caravana que enfureció a Trump: “Vamos a la embajada de EEUU en México”
Caravana Migrante
Foto: Twitter

MEXICO.- Contrario al odio y desdén que despertó la caravana de migrantes centroamericanos que encabeza la organización Pueblos sin Fronteras en el corazón del presidente estadounidense Donald Trump, a los habitantes de Matías Romero les inspiró solidaridad y, en los últimos días, no han hecho otra cosa que llevarles comida.

Caldo de pollo, pan, café, tamales, arroz, frijol, tortillas y muchas bendiciones de solidaridad, según describe Irineo Mújica, uno de los principales activistas de la caravana, en entrevista con este diario horas antes de continuar su camino hacia la Ciudad de México.

Ahí tendrán encuentros con abogados de derechos humanos, con legisladores de la  Cámara de Diputados y el Senado, con representantes de la ONU y la OEA y se manifestarán frente a las embajadas de Honduras y EEUU, detalló Mújica.

“La caravana sigue su camino y con más fuerza que nunca, pero terminará en la CDMX, y no llegaremos a la frontera (como cada año)’’, agrega el activista quien también preside un albergue para migrantes en Sonora, donde ha sido escucha de cómo poco a poco ha empeorado la violencia en Honduras con la presencia de pandilleros deportados que se unen a los locales para tomar el control de poblaciones enteras ante los ojos de Estados débiles.

El berrinche de Trump que condicionó la detención del Viacrucis a la continuidad del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) está ayudando a la caravana — a la que poco se prestaba atención— a ponerla en la agenda de todo el mundo para mostrar la desgracia de los países centroamericanos y para que el Instituto Nacional de Migración les ofrezca ahora mismo asilo y les dé visas humanitarias y visas de de tránsito para que los centroamericanos se manifiesten a sus anchas.

“El gobierno mexicano se ha portado muy bien’’, advierten los organizadores quienes saben de antemano que, en otras condiciones, las autoridades los persiguen, los detienen y los echan de México (alrededor de 10,000 al mes, según la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación) muchas veces sin analizar las condiciones a las que regresaran en sus países, sin análisis a la víctima.

Pero ahora es tiempo de responder con hechos a los embates de Trump: “La gente de migración trabaja a todo lo que da para darnos los papeles y nosotros solo esperamos que todos estén listos para seguir la marcha: creo que seguiremos unos 1,000’’, calcula Mujica. 

El problema, en adelante, será el financiamiento. Cada año desde que arrancaron las caravanas que llevan el nombre de Viacrucis Migrante —se realizan desde 2008,  aunque Trump apenas se haya dado cuenta— el problema es el de dinero para la movilización que resuelven con la ayuda de los albergues y el viaje sobre el tren de carga que llega hasta la frontera porque, aunque siempre han tenido una cuenta pay pal nadie depositaba. Esperan que ahora sí, que las estridencias del magnate ayuden.

Si deseas donar aquí un link: https://www.paypal.me/sinfronteraspueblo