El doping y los escándalos que opacan la carrera del ‘Canelo’ Álvarez

Los escándalos fuera de los encordados han perseguido al "Canelo" que ahora enfrenta acusaciones por dopaje
El doping y los escándalos que opacan la carrera del ‘Canelo’ Álvarez
No todo ha sido fácil para el mexicano.
Foto: Instagram / Canelo

Ya es oficial, la pelea de desempate entre el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin por el cetro medio de boxeo ha sido cancelada debido a las acusaciones de dopaje que penden sobre el nativo de Juanacatlán, Jalisco.

Este es apenas uno de los escándalos que parecen perseguir al joven tapatío, que pese a sus títulos mundiales, no le han permitido consagrarse como un ídolo, al menos en su país, en donde se le tilda de pedante y siempre se ha dudado de su capacidad en el ring.

El primer gran escándalo del “Canelo” se dio en 2011 cuando mientras se ejercitaba se encontró con otro púgil tapatío, Ulises “Archie” Solís, entonces un peso mosca, quien fue golpeado y fracturado por Álvarez, peso súper wélter natural.

En aquel entonces Solís indicó que “Me lo topé (a Álvarez) cuando termina de entrenar en la Barranca de Oblatos, me hice a un lado para dejarlo pasar, pero nos topamos. De pronto me comenzó a reclamar muchas cosas, me preguntó: ‘¿Por qué andas con mi mujer?’. A lo que le dije que ni la conozco. Y sin más me conectó un volado de izquierda y un cruzado de derecha, con lo que me fracturó la mandíbula”.

Seguro te interesa: Golovkin le manda “mensaje” a Canelo y dice que él sí peleará el 5 de mayo

Poco tiempo después, en 2012, se le responsabilizó de la muerte de Javier ‘Chatito’ Jáuregui, un ex campeón mundial que trabajaba con él como sparring y que sufrió un derrame cerebral. La realidad es que “Canelo” no puede ser culpado por lo que le ocurrió a su amigo, sin embargo, revistas de la editorial Televisa lo hicieron y provocaron el rompimiento entre esa televisora y el boxeador.

View this post on Instagram

Que hermosura 🐴😍

A post shared by Saul Alvarez (@canelo) on

También se le ha cuestionado su cercanía con el ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, a quien se le liga con el crimen organizado y pesan varias acusaciones por enriquecimiento ilícito, algo parecido a lo que ocurre con el cantante Julión Álvarez, amigo personal del “Canelo”.

Ya de joven se le acusó por agredir a un albañil a quien habría partido en tres partes la mandíbula tras una riña callejera. Curiosamente el asunto se congeló pues “un ratón se comió el expediente”, por lo que el afectado no pudo seguir con la demanda en contra del pugilista.

A su conocida bravuconería y pedantería, se le suma su gusto por los autos caros y las mujeres de la farándula, aunque en un principio se decía que eran parte de una estrategia publicitaria de Televisa, que a principios de su carrera lo quiso proyectar como un personaje de telenovela, “el joven bueno de extracción humilde que triunfa en el ring y conquista a la princesa”, en este caso la ex reina de belleza, Marisol González, la primera en su lista de novias famosas.