Trump firma memorándum para prolongar detención de inmigrantes indocumentados y escudriñar casos de asilo

Por orden de Trump, las agencias policiales deberán recrudecer aún más el combate contra los inmigrantes indocumentados
Trump firma memorándum para prolongar detención de inmigrantes indocumentados y escudriñar casos de asilo
MEX01. LAS TORRES (MÉXICO), 13/03/2018.- Un hombre lanza a su hija a territorio norteamericano por la valla fronteriza que separa México de Estados Unidos, este 12 de marzo de 2018, en el punto denominado Las Torres, en el estado de Tijuana (México). El presidente estadounidense, Donald Trump, emprende este martes su primera visita a la frontera sur, un viaje que está destinado a evaluar los prototipos de su polémico proyecto de muro y que podría aumentar la tensión con México en un momento particularmente delicado para la relación. EFE/Alejandro Zepeda

WASHINGTON— Frustrado por las “lagunas” de las leyes migratorias, el presidente Donald Trump firmó este viernes un memorándum que exige frenar  la puesta en libertad de inmigrantes indocumentados que aguardan audiencias en los tribunales,  ampliar los centros de detención incluso en instalaciones militares, y escrudiñar las peticiones de asilo.

En el memorándum de tres páginas, distribuido esta noche por la Casa Blanca, Trump pide a varios miembros de su Gabinete que le entreguen en un plazo de 45 días un informe detallado sobre las medidas frenar “de inmediato” la práctica de poner en libertad a migrantes detenidos en la frontera mientras aguardan la resolución de sus casos.

Trump ha dijo que la práctica de “atrapar y soltar” a los inmigrantes indocumentados, conocida en inglés como “catch and release”,  es una de las “lagunas” que aprovechan los migrantes y contrabandistas para colarse por la frontera sur.

Esto tiene el potencial de dar luz verde a la detención prolongada de inmigrantes indocumentados, que con seguridad provocará litigios en los tribunales.

Aunque el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) divulgó un documento el 20 de febrero de 2017 para empezar a poner fin a la práctica en la frontera,  Trump dijo que aún se requiere más para hacer cumplir las leyes migratorias y proteger a EEUU de “los peligros de soltar a extranjeros detenidos” mientras aguardan la resolución de sus casos en los tribunales de Inmigración.

Por ello, el memorándum pide un informe detallado sobre las medidas adoptadas hasta ahora para terminar con la práctica de poner en libertad a esos inmigrantes mientras aguardan audiencias migratorias.

Trump quiere saber qué medidas se han tomado para construir, operar, o modificar centros de detención de inmigrantes indocumentados en la frontera.

También pide que se agilicen y escudriñen las peticiones de asilo, para asegurar que los inmigrantes no están aprovechando las leyes de asilo o libertad condicional para evitar la deportación.  Además, quiere asegurar la recaudación de todas las multas y sanciones disponibles contra inmigrantes indocumentados y quienes facilitan su presencia ilegal en EEUU. 

El mandatario quiere un informe exhaustivo de todas las solicitudes de “miedo creíble”, que forman parte del proceso de asilo,  desde el año fiscal 2009.

También quiere una lista detallada de todas las instalaciones federales, incluyendo militares, que puedan ser utilizadas, modificadas o ajustadas para alojar a inmigrantes detenidos en la frontera por violar las leyes migratorias.

Las agencias, en particular el DHS y el Departamento de Justicia, tendrán un plazo de 75 días para consultar al Pentágono y el Departamento de Salud y entregar un informe sobre los recursos o potestades adicionales que necesitarán para poner fin de forma expedita la práctica de “detener y soltar” a los inmigrantes indocumentados.

El documento también indicó que en un plazo de 60 días, el DHS y el Departamento de Estado deberán entregar un informe detallando todas las medidas, incluso las diplomáticas, y sanciones,  para castigar a países que se nieguen a aceptar “de forma expedita” la repatriación de sus ciudadanos.

El memorándum es otra “tuerca” que está utilizando la Administración en su combate contra la inmigración ilegal.

El fiscal general, Jeff Sessions, ordenó hoy a los fiscales en la frontera sur a enjuiciar a los detenidos en la frontera, y el miércoles pasado impuso una cuota a los jueces de Inmigración de al menos 700 casos al año, para agilizar las deportaciones.