Programa de ejercicio gratis para la comunidad

El programa W3 Fitness ofrece clases de gimnasia y nutrición para todos, en los parques de la ciudad
Programa de ejercicio gratis para la comunidad

María Barajas, residente del valle de San Fernando, caminaba dos veces por semana en el parque del “Hansen Dam” (Represa de Hansen), en Lake View Terrace, hasta que se lastimó su rodilla y se rasgó un tendón. Fue entonces que los médicos le propusieron, entre otras opciones, someterse a cirugía.

“Cuando le dije al doctor que prefería no operarme, me dijo que entonces iba a tener que aprender a vivir con el dolor”, recordó Barajas, en entrevista con La Opinión. Los médicos también le advirtieron sobre su alto índice de triglicéridos, para lo cual le recetaron medicamentos.

Pero Barajas encontró una solución más natural y efectiva para recobrar su salud y disminuir el colesterol: las clases gratis de ejercicio y nutrición que, desde hace años, ofrece el programa Ganadores 3 (Wins 3) en 16 parques del valle de San Fernando y Los Ángeles.

“Una vez que fui a la alberca a hacer ejercicios acuáticos, encontré un folleto sobre las clases y decidí probar”, recordó Barajas, quien gracias al programa logró bajar sus triglicéridos de 700 a aproximadamente 120, y la talla de su ropa, de 16 a 8. Barajas ya no tiene que tomar su medicina para el colesterol.

María Barajas fue de talle 16 a talle 8 y ya no necesita su medicina para el colesterol.

Estudiantes que trabajan para la comunidad

El programa W3 Fitness (“Wins 3”) nació en 2011, como una iniciativa de los estudiantes de kinesiología y el Doctor Steven Loy, de la universidad estatal de California (CSU Northridge) y el parque de la ciudad de San Fernando. La visión de W3, originalmente conocido como “100 Citizens” fue crear un programa sostenible y aplicable en otras comunidades.

“Se llama 3 Wins, porque son tres los ganadores. Por un lado, los estudiantes de kinesiología de CSUN ganan experiencia y tienen la oportunidad de aplicar lo que aprenden en la universidad, como instructores de las clases. También ganan quienes participan en las clases de ejercicio y nutrición, porque se benefician con los resultados. En tercer lugar, ganan los miembros de la comunidad, quienes al ver el modelo de sus vecinos se animan a ejercitar y adoptar una vida más sana”, explicó Jazmyn Jasso, Gerente de programa, que supervisa las cases en cuatro de los parques, en entrevista con La Opinión.

El programa luego se asoció al Consejo Americano de Ejercicio (ACE), lo que le permitió abrir otros 10 sitios de clases en Los Ángeles y el valle de San Fernando.

Miembros de la comunidad participan de la clase en el parque David Gonzales de Pacoima.

Jasmine Gallardo comenzó como instructora y hoy está a cargo del alcance comunitario del programa.

“La idea es que aquellos familiarizados con la comunidad puedan compartir el mensaje. Este es el barrio en el que vivo y por muchos años trabajé con miembros de la comunidad”, explicó Gallardo, madre de dos niños pequeños y estudiante de CSUN.

Gallardo recordó una ocasión en la que se acercó a una mamá en el parque para contarle sobre las clases.
“Al enterarse, la madre se emocionó y me contó que recientemente se había divorciado, que justo estaba buscando hacer ejercicio, pero que no tenía el dinero para pagar por clases y a nadie que pudiese cuidar a su niño, mientras ejercitaba. Al día siguiente, comenzó las clases”, recordó.

Entre quienes toman las clases hay madres que llegan tras dejar a sus niños en la escuela o que vienen con sus hijos más pequeños porque no tienen quién se los cuide, hombres y mujeres de todas las edades y también personas mayores, que por años no ejercitaban por falta de recursos. Jasson mencionó, entre los muchos participantes, una participante que llegó a perder 36 libras, gracias al ejercicio y las clases de nutrición.

Las clases están diseñadas para incluir a todos los niveles.

“A través de los años, pude ver los cambios físicos y emocionales de personas de la tercera edad que comienzan a sentirse más seguras, ganan equilibrio y fuerza, lo que a su vez los ayuda a prevenir caídas”, señaló Jasso. El aspecto emocional también es importante. “Cuando vienen a las clases, se hacen de amigos, salen de sus casas, y tienen con quien hablar. Nace una comunidad, dentro de la comunidad”, agregó.

“El programa es muy importante en el aspecto emocional”, coincidió Barajas y recordó un tiempo en el que tuvo que suspender las clases por cuestiones laborales, y comenzó a deprimirse. “Cuando pude regresar, todos me abrazaron y me dieron la bienvenida. Este grupo es como una familia, cuando una falta, enseguida te llaman para ver si estás bien. Estoy muy agradecida también con los instructores, ellos son jóvenes que estudian y en muchos casos trabajan, pero ofrecen su tiempo como voluntarios para el programa, eso es muy motivador”.

“Hay quienes se acercan con temor, porque hace años que no ejercitaban, pero las clases son para todos los niveles, no estamos aquí para juzgar, para nosotros, primero está la salud. Sabemos que los miembros de nuestra comunidad trabajan bien duro, pero no siempre cuentan con los recursos para cuidar su salud. Este programa los ayuda a adoptar una vida más sana”, opinó Gallardo.

Todos están invitados

El próximo miércoles 18 de abril se celebrará una reunión cumbre con todas las clases e instructores en el parque El Cariso, ubicado en el 13100 de la calle Hubbard, en Sylmar, y todos están invitados. La registración para la clase gratuita tendrá lugar entre 7:30 y 8:15 a.m., seguida por la clase de ejercicio de 8:15 a 9:30. Después de la clase habrá una feria de salud gratuita, hasta las 11:00 a.m.

Las clases también ofrecen apoyo emocional de otros participantes

Recursos

Las clases de ejercicio tienen lugar lunes, miércoles y viernes de 8:30 a 9:30, seguidas por clases de nutrición. El programa se ofrece en diferentes localidades, desde Pacoima y Arletta, hasta Los Ángeles y Newhall.
Para encontrar las clases más cercanas a tu hogar u obtener más información puedes visitar: http://www.3winsfitness.com/