Cómo los “expresos de piña” ayudan a California a no sufrir sequías

El inusual río atmosférico del pasado fin de semana debe dar a California un respiro contra la sequía
Cómo los “expresos de piña” ayudan a California a no sufrir sequías
Un río atmosférico trajo lluvias desde el 1 al 11 de abril al norte de California. Imágenes del Observatorio de la Tierra de NASA por Joshua Stevens

Un fin de semana de clima húmedo ha inundado el norte de California con fuertes lluvias récord. 

La animación anterior muestra la cantidad de lluvia que cayó de la tormenta mientras se movía desde Hawai hacia el norte de California. Muestra la acumulación de lluvia cada 30 minutos, desde la medianoche del 1 de abril hasta la medianoche del 11 de abril de 2018.

La lluvia que cayó entre el 7 y 8 de abril de 2018 obligó a los Gigantes de San Francisco a cancelar su juego de béisbol de apertura de temporada por primera vez en doce años. El Valle de Yosemite también se cerró debido a las carreteras inundadas. Sin embargo, el diluvio debería ayudar al norte de California a evitar la sequía y la escasez de agua a medida que el estado entra en los meses secos del verano.

La lluvia fue causada por un río atmosférico, una estrecha corriente de aire que transporta enormes cantidades de humedad a largas distancias. Los ríos atmosféricos son vitales para reponer el suministro de agua en la costa oeste de los Estados Unidos, donde contribuyen entre el 30 y el 50 por ciento de la precipitación anual de la región. La humedad fluía desde el Pacífico tropical cerca de Hawai, por lo que este río atmosférico es un ejemplo de “Pineapple Express” (“expresos de piña” en español).

Un río atmosférico frente a la costa oeste de EEUU a menudo se denomina “expreso de piña”, ya que los sistemas de tormentas y la humedad a menudo fluyen desde el Pacífico tropical cerca de Hawai. El flujo de aire húmedo fluye en sistemas meteorológicos de baja presión y puede producir ráfagas de lluvias durante varios días.

Un río atmosférico llega a la costa oeste entre el 7 y el 10 de enero de 2017. Imágenes del Observatorio de la Tierra de NASA por Joshua Stevens

El reciente “Pineapple Express” trajo más humedad al norte de California, en forma de agua precipitable, que cualquier otra tormenta invernal registrada. El agua precipitable es la cantidad de agua que caería si cayera cada gota de humedad en una columna de aire.

“Estas tormentas en marzo y principios de abril realmente ayudaron al área, especialmente en el norte de California”, dijo David Miskus, un meteorólogo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) que crea mapas para el Monitor de Sequía de EEUU.

Mapas desarrollados por el Monitor Nacional de Sequía de EEUU.

Como se ve en los mapas anteriores, las condiciones de sequía mejoraron para dos tercios del norte de California y el área de Sierra Nevada desde los eventos de marzo y abril. Las condiciones empeoraron en el sur de California, que no fue afectado por este río atmosférico más reciente.

Miskus dijo que incluso si California no recibe lluvia adicional este año, lo cual es una posibilidad ya que el estado se dirige hacia el verano, los suministros de agua deberían estar en buena forma debido a estas tormentas de fines de temporada y la temporada fuerte del año pasado. A partir del 11 de abril de 2018, doce de los principales reservorios de California estaban en o por encima del promedio histórico para esta época del año.

Con información del Observatorio de la Tierra de NASA