En busca de los menores desaparecidos en California

Más de 88 mil desapariciones fueron reportadas en California en 2017, creando enormes vacíos y tristeza entre sus padres
En busca de los menores desaparecidos en California
Lucia Peña busca a su hija Katherine, de 15 años, quien hace casi un mes se fugó de su hogar por segunda vez. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El sábado pasado, Kathy Sandoval fue reportada como desaparecida en Santa Ana y localizada seis horas más tarde en Mission Viejo, otra ciudad del condado de Orange.

Un ciudadano reportó a la policía haber visto a una menor caminando por la calle que se parecía a la niña de 10 años que buscaban sus padres y las autoridades.

Fue un final feliz para la peor de las pesadillas de un padre, la desaparición de un hijo.

Pero no siempre es así. Miles de menores de edad desaparecen cada año.

Según cifras del Departamento de Justicia de California, un total de 88,028 de estas desapariciones fueron reportadas en 2017; siendo el condado de Los Ángeles el que más registros aportó a esta cifra negra con 19,068.

Lucia Peña busca a su hija Katherine, de 15 años, quien hace casi un mes se fugó de su hogar por segunda vez. (Aurelia Ventura/La Opinion) (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Lucia Peña busca a su hija Katherine, de 15 años, quien hace casi un mes se fugó de su hogar por segunda vez. (Aurelia Ventura/La Opinion) (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

La gran mayoría huyen de sus casas por desacuerdos con los padres u otras razones, los mas chicos son secuestrados  por propios padres en medio de peleas por custodia de hijos, o por extraños, sin ser encontrados por varios días, meses y a veces, hasta años.

Hija desaparecida

Lucia Peña busca a su hija Katherine, de 15 años, quien hace casi un mes se fugó de su hogar por segunda vez.

“La primera vez tuvo una discusión con su padre y se fue con el novio por unos días. Después regresó, estuvo conmigo y se volvió a ir y ya no la hemos visto”, contó esta madre quien reside en el sur de Los Ángeles.

Katherine vivía con su padre en la ciudad de Van Nuys.

La primera vez que la menor desapareció, su madre hizo un reporte a la policía del sur de Los Ángeles. La segunda vez el reporte lo hizo el padre de Katherine en Van Nuys y el nombre de la menor se agregó a la lista del Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados (NCMEC), una organización de intercambio de información y recursos de los menores desaparecidos.

Aunque Peña cree tener una idea del paradero de su hija, no tiene pruebas.

“Creemos que esta con el novio, pero no la han visto ahí y nosotros no hemos hablado con ella tampoco”, relató, estimando que posiblemente la tengan encerrada. “Una vez traté de hablar con el papá del muchacho, pero no me dijo nada”.

De acuerdo a la ley federal, cuando un menor es reportado desaparecido a las autoridades locales, su información debe ser ingresada en el Centro Nacional de Información Criminal (NCIC) del FBI.

Katherine Peña, de 15 años, ha estado desaparecida por casi un mes. (NCMEC)

En 2016, el FBI reportó 465,676 niños desaparecidos registrados en el NCIC; cifra que disminuyó a 464,324 para el 2017.

Ese mismo año el NCMEC asistió a autoridades y familiares con más de 27,000 casos de niños desaparecidos. Impresionantemente, de este número, un 91% fueron menores que se escaparon de sus hogares. Desafortunadamente, de los casi 25,000 menores que huyeron de sus casas, se estima que uno de cada siete terminó siendo víctima del tráfico sexual. De estos, un 88% estaban bajo la supervisión de los servicios sociales.

Qué hacer cuando desaparece un menor

Peña dijo que tras hacer el reporte a la policía, a la familia no le queda más que esperar por el regreso de su hija.

“Hemos puesto volantes con la foto [de Katherine] para encontrarla”, dijo Lucia.

En el estado de California, una persona desaparecida es alguien cuyo paradero es desconocido. Esto incluye a cualquier menor que haya escapado, que haya sido tomado involuntariamente o que necesite ayuda. También incluye cualquier menor llevado por un padre o miembro de la familia ilegalmente u oculto.

La Unidad de Personas Desaparecidas y No Identificadas del Departamento de Justicia de California afirma que no hay un periodo de espera para denunciar la desaparición de una persona.

“Todos los departamentos de policía y Sheriff de California deben aceptar cualquier informe, incluido un informe por teléfono, de una persona desaparecida, incluidos fugitivos, sin demora y darán prioridad al manejo del informe”, informan en su sitio web.

La Policía de Los Ángeles (LAPD) explica que cuando un menor desaparece se debe hacer un reporte con la unidad de detectives de su estación policial local.

Si el menor esta desaparecido o fugitivo, el padre debe solicitar la Unidad Juvenil de Detectives. Si el caso involucra un secuestro parental o familiar, el padre debe hablar con un investigador de la Unidad de Crímenes de Asalto Mayor (MAC).

Las autoridades recomiendan a los familiares proveer las fotos más recientes del menor para publicarlas en todos los sitios de búsqueda de personas desaparecidas. Según el NCMEC, uno de cada seis niños desaparecidos es encontrado como resultado directo de alguien que lo reconoció por medio de una foto.

Peña dijo que a ella recibió ayuda de NCMEC para publicar las fotos de su hija y ahora solo espera de recuperarla. Algo por lo que todos los días le reza le reza a la Virgen de Guadalupe en un pequeño altar de su sala donde figura prominentemente una foto de su hija.

Para saber más acerca de qué hacer tras la desaparición de un menor llama al 1-800-THE-LOST (843-5678) o visite: http://www.lapdonline.org/lapd_adult_missing_persons_unit/content_basic_view/45279

Lea aquí la guía de referencia para familiares de un niño desaparecido: http://www.missingkids.com/content/dam/ncmec/en_us/desktop/publications/nc199.pdf

?>