Tratamientos alternativos para la artritis: Lo que funciona y lo que no

¿Pueden el yoga, el taichi o los suplementos ayudar contra el dolor? Lo que debes saber
Tratamientos alternativos para la artritis: Lo que funciona y lo que no
Hacer yoga te ayudará a superar el problema.
Foto: Pexels

De acuerdo a los últimos estimados, más de 91 millones de adultos en los Estados Unidos pueden padecer de artritis, principalmente osteoartritis, que puede causar dolor y dañar las articulaciones. Si eres uno de ellos, puedes haber considerado tratamientos alternativos para la artritis.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de las enfermedades (CDC) casi el 40% de aquellos que padecen artritis han probado una terapia alternativa o complementaria como la acupuntura o el yoga.

“Cuando la medicina convencional fracasa en aliviar el dolor, muchos buscan los métodos alternativos” dice Marvin M. Lipman, M.D., consultor médico en jefe para Consumer Reports. “Pero no solo existe muy poca evidencia que respalde muchos de esos tratamientos, algunos ni siquiera están regulados.”

¿Alguno de ellos sirve? “Estos realmente no causan un cambio radical” dice Richard Panush, M.D., profesor en la Escuela de Medicina de Keck en la Universidad de Southern California. “Para algunas personas, en el mejor de los casos, estas alternativas pueden llegar a tener un efecto leve bajo ciertas circunstancias”.

A continuación encontrarás lo que las investigaciones mostraron.

4 Tratamientos alternativos para la artritis que te pueden ayudar

Masaje. Una revisión de los estudios publicados en la revista científca Mayo Clinic Proceedings indica que la terapia de masajes puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez de la osteoartritis de rodilla. En un estudio, los investigadores recomendaron una sesión de 60 minutos por semana con un terapeuta masajista acreditado. (Encuentra uno en American Massage Therapy Association).

Tai chi. Una revisión del 215 de 54 estudios indicó que este ejercicio chino, que es lento y con movimientos rítmicos, disminuye levemente el dolor causado por la artritis. Pero, fue menos efectivo que el ejercicio aeróbico y de fuerza  (Para obtener más información visita la American Tai Chi and Qigong Association).

Yoga. Una revisión de 17 estudios publicados en la revista Musculoskeletal Care indicaron que el yoga disminuye el dolor de la osteoartritis. Pero nuestros expertos recomiendan evitar el Bikram (yoga caliente) si tienes problemas en las articulaciones. El calor te puede hacer sentir que puedes estirarte más de lo que deberías lo que podría provocar daños más tarde en las articulaciones.

Acupuntura. Las investigaciones sugieren que para algunas personas, esta terapia tradicional china que involucra insertar agujas finas en ciertos puntos del cuerpo, disminuye el malestar de la osteoartritis. Una teoría es que puede desencadenar la liberación de hormonas llamadas endorfinas que inhiben el dolor. O simplemente puede provocar un efecto placebo, haciendo que te sientas mejor sin ninguna razón médca. Si la pruebas, asegúrate de ser tratado por un profesional acreditado. (Encuentra uno en National Certification Commission for Acupunture and Oriental Medicine).

3 terapias que debes evitar

Manipulación quiropráctica.  Algunas investigaciones sugieren que la “realineación” de la columna vertebral por un quiropráctico puede mejorar algunos dolores del cuello y de la espalda. Pero, en una revisión de 2012 publicado en la revista Rheumatology no se encontró evidencia de que la terapia disminuye eficazmente el dolor de la osteoartritis.

Suplementos Dietéticos.  Algunas personas toman suplementos como la glucosamina y condroitina (a menudo juntas) o aceite de pescado para el dolor articular. Hasta el momento, los estudios han demostrado que la glucosamina y la condroitina no son más efectivas que un placebo. Algunas investigaciones sugieren que altas dosis de aceite de pescado puede ayudar a mejorar el dolor articular de la artritis reumatoidea, una condición autoinmune. Pero no son muy claros los efectos sobre la osteoartritis. Además, los suplementos de aceite de pescado pueden provocar efectos secundarios, como la diarrea y el dolor de estómago. Y los suplementos dietéticos no están bien regulados por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), así que no puedes estar seguro si lo que tomas es lo que dice la etiqueta. (Ver nuestro reporte “Los suplementos pueden enfermarte“).

Homeopatía.  El principio subyacente de la homeopatía es que ciertas sustancias muy diluidas pueden curar enfermedades. Por ejemplo, el rhus toxicodendron, hecho de la hiedra venenosa, es comercializado como un tratamiento contra la osteoartritis. Pero Lipman dice que no existe evidencia que apoye el uso de los remedios homeopáticos para la artritis o cualquier otra condición.

3 Estrategias inteligentes

Antes de tomar cualquier tratamiento alternativo contra la artritis, Lipman recomienda que intentes combatir los factores conocidos que contribuyen al dolor y achaques del sistema musculoesquelético.

Pierde peso si lo necesitas. El exceso de peso agrega presión en los tobillos, caderas y rodillas, lo que aumenta la intensidad y dolor de la artritis.

Haz el tipo de ejercicio adecuado. Las actividades que fortalecen los músculos y mejoran tu rango de movimiento y estimulan tu actividad cardiovascular te pueden ayudar. Además del taichi y posiblemente el yoga considera caminar regularmente o un programa de natación. Para obtener más información sobre los ejercicios que ayudan con la artritis, haz clic aquí.

Consulta con tu médico. Si decides probar una terapia alternativa, coméntale a tu médico antes de comenzar. Te puede referir a un profesional confiable. Tu médico también puede hablarte sobre los peligros potenciales o si la terapia puede interactuar con tus medicamentos habituales.

?>