La Víbora: Lucía Méndez está que alucina como nunca

A nuestra serpiente comentarista del entretenimiento no se le escapa nadie
La Víbora: Lucía Méndez está que alucina como nunca

No, no, no, Cirugía Méndez está que se luce con sus alucines y delirios. Para empezar, presume cada vez que puede su supuesto romance con Luis Miguel, algo que pasó hace como 300 años. Ella se siente muy orgullosa de ser una de las 10 mil mujeres que han pasado por la cama del cantante.

Según ella, está muy preocupada por la posibilidad de que Luismi mencione en “Luis Miguel, la serie” los amoríos que tuvieron. Dice que porque hubo sexo entre ellos y que como ella tiene un hijo, que no le gustaría que el niñito se enterara de las “travesuras” de su madre. Imagínense el trauma que le ocasionaría a Pedro Antonio saber las intimidades de Cirugía; pobrecito, sufriría mucho a sus 30 añitos de edad.

Cirugía Méndez sigue hablando de su romance con LuisMi./Archivo

Hablando en serio, ¿ustedes creen que, de ser cierto, a Luis Miguel le gustaría siquiera mencionar a Cirugía Méndez en la serie? Yo creo que no. Es más, dudo que el hombre siquiera se acuerde de ella, aunque ella jure y perjure que sean amigos y que se refiera a él como “Miki”.

Pero esa no es la única perla reciente de Cirugía. Ahora salió con que va a producir unos chocolates con forma de ella que servirán para curar la depresión, la ansiedad y otros padecimientos mentales. Así como lo leen. Según ella que porque el chocolate tiene endorfinas, una sustancia que te quita el decaimiento y otros males.

O sea, Freud y cientos de investigadores de todo el mundo han perdido su tiempo desarrollando medicinas para controlar las enfermedades mentales. Tan sencillo como comerte un chocolatito, hombre, y si es con la forma de la artista pues qué mejor. ¿Pueden creerlo?

En otras cosas, otra que también está medio trastornada es Alicia Machado. De verdad yo no entiendo a esta mujer. Primero se ofendió e hizo un drama cuando le preguntaron si el padre de su hija era un poderoso narco mexicano (muy feo por cierto). Ahora reconoce que sí fue su pareja pero que ella no conoce el lado supuestamente delictivo del hombre, que ella se enamoró del hombre “bueno” que la ayudó cuando llegó a México.

Alicia Machado
No entendemos a Alicia Machado y sus cuentos./Archivo

Luego dice que lleva diez años “construyendo” una relación entre ese hombre, su hija y ella, pero que el individuo no aporta nada para la manutención de la niña. ¿O sea, cómo? ¿No les parecen medio locas estas declaraciones?

Yo creo que Alicia debería de ser la primera en consumir los chocolates de Cirugía Méndez; a ver si eso le corrige un poco el desbalance cerebral que muestra cada vez que habla.