El objetivo: construir más techos para personas sin hogar

El alcalde Garcetti cabildea en Sacramento junto con otros alcaldes del estado por más recursos para encarar la crisis del desamparo
El objetivo: construir más techos para personas sin hogar
De acuerdo con un conteo estatal de 2017, en California hay cerca de 134,287 desamparados. Se trata de un aumento de 16% con relación al 2015. / fotos: archivo

El Concejo de Los Ángeles aprobó por unanimidad dos ordenanzas para acelerar la construcción de nuevas unidades habitacionales para los desamparados al tiempo que el alcalde Eric Garcetti cabildeaba por más recursos estatales en Sacramento para hacer frente a esta crisis.

A la vez, defensores de las personas sin hogar exigieron que los edificios subutilizados de la ciudad de Los Ángeles sean aprovechados como vivienda temporal.

La oficina del alcalde Eric Garcetti reveló que firmará las recién aprobadas ordenanzas Vivienda de Apoyo Permanente y Conversión Temporal de Moteles.

“Esta crisis demanda que usemos cada recurso disponible, y cortemos el tiempo que más podamos para cumplir con el programa de construcción para la vivienda que necesitamos”, dijo el alcalde Garcetti.

La ordenanza de Vivienda de Apoyo Permanente reducirá el tiempo para el desarrollo de vivienda de cinco años a un año al crear un proceso de planeación simplificado y remover las barreras regulatorias que históricamente han impedido la aprobación y construcción.

Los hoteles y moteles también representan una oportunidad de emplear las estructuras existentes para responder a las necesidades inmediatas de vivienda. Es por eso que se planteó y aprobó la ordenanza de Conversión Temporal de Moteles que permitirá que éstos sean modernizados para usarse como vivienda de apoyo temporal relacionada con los servicios financiados por el condado para ayudar a los angelinos sin techo.

La ley permitirá que estas propiedades sean usadas para este propósito por un periodo de tiempo específico para más tarde regresar a su uso previo.

El procurador de la ciudad, Mike Feuer aplaudió al Concejo porque dijo tomó un paso hacia adelante para dar un techo permanente a los desamparados. “La acción de hoy, el fuerte respaldo del alcalde y la colaboración cercana con el condado muestra el potencial de lo que juntos podemos alcanzar para atender la crisis de los desamparados”, expresó Feuer.

A su vez el presidente del Concejo, Herb Wesson comentó que el voto por las ordenanzas es un paso para dar techo y recursos a las personas que habitan en las calles angelinas. “Puede que el desamparo no sea un problema que resolveremos de la noche a la mañana pero no nos detendrá de trabajar en soluciones día y noche”, dijo.

Las autoridades dijeron estar comprometidas para una mejoría. / Archivo.

Cabildeo por más recursos

En Sacramento, el alcalde Garcetti se reunió con 11 alcaldes de las ciudades más grandes del estado para cabildear por la medida AB 3171 que daría 1,500 millones de dólares del presupuesto estatal a las ciudades para atender la creciente crisis de los desamparados en California.

“Las ciudades están en la primera línea de la pelea contra los desamparados, y Los Ángeles ya invierte miles de millones de dólares para sacarlos de las calles”, dijo el edil angelino. Sin embargo, apuntó que no lo pueden hacer solos.  “La AB 3171 nos daría los fondos estatales que necesitamos para darle casa a las personas sin techo, tan pronto como sea posible”, apuntó.

De acuerdo a un conteo estatal de 2017, en California hay 134,287 desamparados. Se trata de un aumento de 16% con relación al 2015.

La AB 3171 del senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara y el asambleísta demócrata de San Francisco, Phil Ting aportaría soluciones a largo plazo para los desamparados como una vivienda permanente y asistencia para la renta. Proporcionaría además de inmediato albergues y centros con una amplia gama de servicios.

Edificios subutilizados

Defensores de la comunidad sin techo de Los Ángeles urgieron a las autoridades de la Ciudad para que el Parker Center, que fuera el edificio del Departamento de la  Policía (LAPD) por más de cinco décadas, se convierta en un complejo habitacional para albergar a los desamparados que suman 36,000 en Los Ángeles.

En un comunicado, la Coalición para Preservar L.A. explicaron que la propuesta fue planteada, ya que el edificio localizado en el número 150 al norte de la calle Los Ángeles, ha estado solo por cinco años.

El Parker Center construido por el arquitecto Welton Becket operó como oficinas centrales del Departamento de Policía de Los Ángeles de 1954 a 2009.

La propuesta de la Coalición para Preservar Los Ángeles quiere establecer 500 unidades para albergar a 732 personas sin techo.

Esta es una oportunidad para Los Ángeles, dijeron, de dar la bienvenida a la vivienda para los indigentes, y atender las desigualdades.

Desde que los votantes aprobaron la medida HHH por 1,200 millones de dólares, aseguran, que la administración Garcetti no ha construido una sola unidad para los desamparados.

Consideran que gracias a la extremada burocracia y al fracaso para contratar expertos, los líderes de la ciudad han elevado el costo de una unidad para los desamparados a 430,000 dólares, con lo cual se podría comprar una casa de tres recámaras en Riverside.

De acuerdo con la Contraloría de la ciudad de Los Ángeles, hay más de 200 edificios desaprovechados. Estos edificios, dijeron, podrían ser rápidamente convertidos en vivienda, albergues o habitaciones permanentes de apoyo para los desamparados.

El alcalde Garcetti contestó a la propuesta de la Coalición para Preservar LA que están muy ansiosos para trasladar a los angelinos sin hogar a una vivienda lo más pronto posible.

Sin embargo, aclaró: “estamos buscando lugares que no están llenos de asbestos, que pueden resistir un terremoto, y que no cuestan tanto para rehabilitar que consuman nuestros fondos para otros refugios o servicios”

De hecho, remarcó que están desarrollando 49 unidades perteneciendo a la Ciudad para crear vivienda accesible con servicios de apoyo que ayudarán a los vecinos de bajos ingresos y sin vivienda, sin arriesgar la salud de ellos.