El Río Los Ángeles goza de 20 toneladas menos de basura

Decenas de voluntarios se dieron cita para recoger llantas, metales, carritos de compra y más para cuidar el ambiente
El Río Los Ángeles goza de 20 toneladas menos de basura
Lo recogido fue puesto en bolsas para su reciclaje. / Foto: Jorge Luis Macías

Desde muy temprano, voluntarios y los Amigos del Río Los Ángeles se congregaron este sábado en la Reserva de Vida Silvestre de la Cuenca de Sepúlveda, en el área de Encino, Hayvenhurst y Woodley Creek para recolectar entre 20 a 25 toneladas de basura en el lecho y en la ribera del río, además de la zona de zona de Glendale Narrows Riverwalk.

Bolsas de plástico, ropa vieja, zapatos, botellas de plástico y de aluminio, material para la construcción, colchones, cobijas, numerosos carritos de supermercado y todo tipo de artículos imaginables fueron recogidos por centenares de familias de voluntarios, adultos, jóvenes y niños.

“Mucha gente no se da cuenta que al menos una colilla de cigarro que tire al piso se irá en algún momento a las alcantarillas y finamente acabará en las playas”, dijo Marissa Christiansen, directora ejecutiva de la organización no lucrativa Amigos del Río Los Ángeles (FoLAR). “Esta es la limpieza urbana más grande en la historia de la nación”.

Los voluntarios encontraron varios carritos de compra. / Foto: Jorge Luis Macías

El río Los Ángeles, que nace en las montañas Simi Hills y Santa Susana, en el en el este del condado de Ventura y al oeste del condado de Los Ángeles, tiene un torrente de agua que fluye a través del condado de Los Ángeles, desde Canoga Park en el extremo occidental del Valle de San Fernando, casi 51 millas hacia el sureste, hasta su desembocadura en Long Beach.

Varios afluentes que se unen al río, con frecuencia causaban inundaciones. Ahora, la corriente viaja a través de un canal de concreto en un curso fijo y que fue construido después de una serie de devastadoras inundaciones a principios del siglo XX.

Hoy, por casi tres décadas, miles de personas han invertido su tiempo libre en ser parte de la histórica limpieza anual del lecho del Río Los Ángeles, una tarea pesada para todos los voluntarios que desearían ver una ciudad limpia y con más adeptos en temas de protección al medio ambiente.

Al remover la basura también se encuentraron algunas arañas. / Foto: Jorge Luis Macías

“Aquí no solo se tiene que evitar a contaminación del río, sino proteger el hábitat natural de diversas especies de aves”, comentó Nadine Quirmbach, de ascendencia alemana y voluntaria. “Es nuestra obligación revertir el daño que se le está haciendo al río y la respuesta debe venir de nosotros y no esperar a que el gobierno lo haga”.

En efecto, a lo largo del río Nadine pudo comprobar por sí misma la gran cantidad de basura acumulada anualmente y que pone en peligro la vida silvestre de las garzas azules, los zancos de cuello negro -que son una de las pocas aves playeras que anidan a lo largo del río y ponen sus huevos en las rocas y la grava-, o el silbón americano que se alimenta de algas y vegetación acuática o los pelicanos blancos americanos.

El año pasado, los Amigos del Río Los Ángeles contaron con unos 10,000 voluntarios que eliminaron un promedio de 100 toneladas de basura.

“Esta es una buena causa y ha valido la pena ayudar”, dijo María Silva, una mujer residente de Panorama City y chofer de autobuses para el Distrito Escola Unificado de Los Ángeles (LAUSD), quien se unió a la limpieza general gracias a la invitación de su amigo Lamon Theus.

“No tengo mucho dinero para donar a los Amigos del Río Los Ángeles, pero sí puedo ayudarles donando mi tiempo en la limpieza”.

Adultos, jóvenes y hasta niños acudieron a ayudar. / Foto: Jorge Luis Macías

La labor de todos los participantes fue titánica en diversas instancias, como lo que sucedió con Madeleine P. una joven estudiante de Pierce College, quien junto con su amigo André N., Johny Wooten y Gil Cabreros usaron pico y pala para sacar un carrito de supermercado que estaba enterrado entre las raíces de un enorme árbol.

“Todos estos materiales han estado quizás por varios años en el río y la gente usualmente piensa que alguien más lo limpiará”, dijo el concejal Paul Krekorian, a La Opinion. “Muchas veces no se piensa en las consecuencias del daño al medio ambiente”.

Sin embargo, el concejal festejó que este año se haya reducido en 75% la colección de bolsas de plástico entre el lecho del río, algo que atribuye a la ordenanza de sustitución de dichos productos, a partir de junio de 2016.

“He visto y encontrado menos bolsas de papas fritas, envolturas de dulces”, dijo Krekorian. “Pero también he hallado partes de automóvil, pedazos de acero y metal que si no se sacan serán parte del ecosistema”.

Después de varias horas metidos entre ramas, enormes árboles y una vasta vegetación, en el bordo del río esperaban cuadrillas de trabajadores y Autoridades de Recreación y Conservación de montañas, quienes se encargaron de subir a pesadas camionetas toda la basura.

“Toda la basura será separada antes que llegue al vertedero de basura en Los Ángeles”, dijo Fernando Gómez, jefe de guardabosques de Mountains Recreación and Conservation Authority. “Se hará reciclaje para aminorar el impacto al medio ambiente”.

La labora duró casi tres horas. / Foto: Jorge Luis Macías

Marissa Christansen, directora ejecutiva de FoLAR estaba feliz de ver el entusiasmo de los angelinos que aportaron su granito de arena en la limpieza.

“Cuando ves mucha gente trabajando junta en el río, con sus camisetas de FoLAR te alegra el corazón”, dijo. “Me siento plenamente inspirada cuando las manos incontables y amigos del río ponen su corazón en lo que han hecho por nuestros ríos”.

En casi tres décadas, un total de 50,000 voluntarios han impedido que cientos de toneladas de basura sean arrastradas al Océano Pacifico, específicamente en la playa de Long Beach.

Próximas Grandes Limpiezas

Día: sábado 21 de abril

Lugares: Los Feliz Blvd en el Parque Bond; Fletcher Drive / Bowtie Parcel; Parque Marsh y The Frog Spot.

Día: sábado 28 de abril

Lugares: Compton Creek, en la Estación Metro Del Amo; Estuario de la calle Willow y al Reserva Marina Golden Shore

Nota:  En este Mes de la Tierra (Earth Month), si quieres unirte para restaurar el hábitat, proteger la naturaleza y construir comunidad a través del poder de la acción, resgistrate como voluntario en https://folar.org/cleanup-2018/