California aún no está entre las tropas desplegadas en la frontera

El gobernador Jerry Brown todavía no está de acuerdo con los detalles de la misión, que según él, no debe tener nada que ver con inmigración sino con la lucha contra el "crimen transnacional".
California aún no está entre las tropas desplegadas en la frontera
Tropas de la Guardia Nacional de California aún no están entre las que ya fueron enviadas a la frontera, porque el gobernador aún no está de acuerdo en la misión (Star and Stripes)

Entre las 900 tropas de la Guardia Nacional que han sido destacadas en la frontera aún no se encuentran tropas de California, un hecho que fue aplaudido este lunes por grupos pro inmigrantes en el estado.

“Aplaudimos al gobernador Brown  por rechazar la fuerza deportadora de Trump”, dijo Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON). “Trump quiere usar a la guardia como un ejército invasor ya que está obsesionado con vilificar a los inmigrantes y a California”.

Aunque la oficina del gobernador de California no confirmó ni negó haber cambiado de idea respecto al envío de tropas que anunció la pasada semana, en Washington fuentes del gobierno confirmaron a los medios que aún no terminaba la negociación con el gobernador Jerry Brown.

Según un reporte de la agencia Associated Press, con dos fuentes del gobierno federal, el gobernador de California puso una pausa al despliegue después de anunciar la participación de California, porque consideró que las tareas que tendrían que realizar los soldados “estaban muy relacionadas a la ley migratoria”.

Brown había respondido positivamente al uso de Guardias Nacionales, que están bajo dirección de cada estado, siempre y cuando estas trabajaran para “combatir el crimen transnacional”.

El gobernador ha dicho, sin embargo, que no apoyaría el uso de las tropas para ningún tipo de actividad relacionada al tema migratorio.

“Esta no será una misión para construir un nuevo muro. No será una misión para detener a mujeres y niños o a personas que escapan de la violencia y buscan una vida mejor. Y la Guardia Nacional de California no aplicará las leyes federales de inmigración”, dijo Brown en una decisión divulgada la pasada semana.

Al parecer, sin embargo, el acuerdo final se dificulta porque las tareas que el gobierno federal tiene para la guardia incluyen reparación y mantenimiento de vehículos, uso de cámaras de vigilancia y reportar “actividades sospechosas” a la Patrulla Fronteriza.

Al parecer, el gobernador de California considera que estas tareas se acercan demasiado al tipo de trabajo que él considera que la Guardia Nacional del estado no debe hacer (según el reporte de AP).

Las leyes de Estados Unidos prohíben el uso de tropas en la aplicación de leyes domésticas en el territorio nacional, por lo que el trabajo de la guardia solo puede ser “auxiliar” a la tarea principal de detener indocumentados, explicaron expertos.

Entretanto, la decisión de Brown, cualquiera que esta sea al final, podría ser revisada una vez haya un nuevo gobernador en California el próximo mes de enero. Los dos candidatos con mayor preferencia en las encuestas han dicho que no enviarían tropas a la petición de Trump. 

Gavin Newsom, quien hasta ahora encabeza las encuestas para el cargo, dijo que él hubiera rechazado de plano la solicitud.

“Aplaudo al gobernador por hacer bien las cosas, porque su decisión fue muy detallada”, dijo Newsom refiriéndose a las condiciones impuestas por Brown la pasada semana.

“Pero yo me hubiera opuesto, porque creo que la Guardia Nacional debe enfocarse en responder a los próximos terremotos, en prevención de incendios y ese tipo de tareas. Y el trabajo de defender la frontera es para los patrulleros fronterizos. Para eso están”, agregó el candidato a gobernador.

Luis Vizcaíno, portavoz de otro candidato a gobernador Antonio Villaraigosa, dijo que el candidato no enviaría a la Guardia Nacional a la frontera a realizar tareas relacionadas al control fronterizo.