La “amenaza” por la que Conchita Wurst, ganadora de Eurovisión, admitió públicamente que tiene VIH

"No le daré a nadie el derecho de asustarme", dijo la cantante el domingo en Instagram
La “amenaza” por la que Conchita Wurst, ganadora de Eurovisión, admitió públicamente que tiene VIH
Wurst, quien ganó Eurovisión en 2014, informó también que ha recibido tratamiento "durante años" contra el virus del VIH.
Foto: AFP

“No le daré a nadie el derecho de asustarme ni de influenciar mi vida”.

Ese fue el mensaje que escribió la cantante transformista austríaca Conchita Wurst, cuyo nombre de nacimiento es Thomas Neuwirth, al anunciar el domingo que tiene VIH.

Neuwirth, quien ganó el concurso Eurovisión en 2014, dijo que su intención era no desvelar su diagnóstico, pero un exnovio lo “había amenazado con hacerlo público”.

“Decirlo es mejor que ser descubierto por un tercero”, escribió el ícono de la comunidad LGBT en una publicación en su cuenta de Instagram.

Un portavoz del artista le aclaró al diario The New York Times que Neuwirth prefería ser referido como una mujer cuando se habla de su personaje artístico y como un hombre cuando se trata de asuntos de su vida personal.

En su mensaje de Instagram, el artista explicó que ha recibido tratamiento constante “durante años”.

https://www.instagram.com/p/BhmiEn7hw58/?hl=en&taken-by=conchitawurst

Añadió también que este tratamiento suprimió el virus hasta un punto en el que no es detectable en su sangre y no puede contagiarlo.

“Contra el estigma”

Neuwirth, de 29 años, agregó que con su mensaje esperaba darles coraje a otros para que “den un paso más contra la estigmatización de aquellos que, mediante sus acciones o por las de otros, se infectaron del VIH”.

La ONG británica The Terrence Higgins Trust, que se dedica a la lucha contra el VIH, expresó su consternación por el hecho de que el cantante se haya visto obligado a revelar su diagnóstico.

“La decisión de hablar abiertamente sobre portar el virus del sida debería ser personal y no se debe utilizarse nunca para amenazar”, dijo en un comunicado su director ejecutivo, Ian Green.

Conchita Wurst

BBC
Desde su triunfo en Eurovisión, Conchita Wurst se ha convertido en un ícono de la comunidad LGBT.

“Amenazar con revelar el estatus del VIH de alguien, bajo cualquier circunstancia, está mal. ¿Qué otra situación de salud podría usarse como chantaje contra alguien?”

“Sabemos, además, que esto no es algo que le ocurre únicamente a aquellos bajo el ojo público”, añadió Green.

El director de la ONG elogió a Neuwirth por manejar la situación “con dignidad” y por intentar “abordar el aborrecible estigma” alrededor del VIH y el sida.