Las cosas que empañan a tu personalidad, según la ciencia

Existen una serie de características y actitudes que nos hacen menos atractivas ante los ojos de los demás
Las cosas que empañan a tu personalidad, según la ciencia
Según el estudio, las mujeres con un alto nivel de estrés parecían menos atractivas.
Foto: Shutterstock

¿El estrés te domina? ¿No sueles dormir bien? Aunque no lo creas, esto podría restarte atractivo, según han comprobado múltiples estudios científicos.

Por ejemplo, un estudio de Princeton University reveló que el lenguaje corporal tiene gran incidencia en nuestras relaciones. Aquellas personas que se muestran con posturas dominantes, a la larga, resultan poco atractivas.

Con esta nota no queremos que cambies tu forma de ser, pero que sí tengas en cuenta qué factores te podrían restar puntos a la hora de lanzarte a la conquista.

Un estudio de la University of British Columbia llegó a la conclusión que las mujeres con un alto nivel de estrés parecían menos atractivas. Esto debido a que, en una relación, las hormonas del estrés interactúan con la testosterona (hormona sexual masculina), llegando a inhibirla.

El lenguaje corporal puede tener gran influencia en nuestras relaciones interpersonales. Así lo reveló una investigación de Princeton University, donde se detalla que aquellas personas con posturas dominantes resultan menos atractivas. Llegaron a esta conclusión tras analizar la interacción de cientos de parejas en su primera cita.

Un estudio publicado en la revista científica British Medical Journal reveló, aunque parezca lógico, que no dormir las horas necesarias nos hará ver menos atractivos, tras analizar los rostros de personas.

Una investigación del National Institute of Health, en Estados Unidos, demostró que aquellas personas que no tenían sentido del humor resultaban mucho menos atractivas. Incluso, los autores revelaron que para los participantes de género masculino resulta un factor mucho más significativo para iniciar una relación que para las propias mujeres.problemas de sueño. El resultado son personas irritables, con signos de cansancio y, en algunos casos, de depresión. Algo que indudablemente nos resta atractivo.

Un estudio de la University of Western Ontario, en Londres, determinó que las personas honestas resultan atractivas, incluso más que las que son “independientes” o “inteligentes”. A esta conclusión se llegó tras analizar a un grupo de personas que tuvo que valorar las cualidades de sus respectivas parejas. Y por el contrario, casi de forma unánime rechazaron la mentira en una relación.

De igual modo, una investigación de la Binghamton University reveló que una persona perezosa resulta poco atractiva. Esto tras analizar las relaciones interpersonales de un grupo de 2 mil estudiantes en Estados Unidos, quienes debían puntuar las características que no le atraían de una persona, entre una decena de variables. En primer lugar quedó la flojera.

Y aunque no es una característica que dependa de uno, un estudio de la Universidad de Nuevo México reveló que los olores corporales que resultan familiares o muy cercanos terminan por ser poco atractivos. La investigación concluyó que, preferentemente, las personas buscamos estar con alguien que emane olores distintos al nuestro y que no nos remitan a episodios de nuestra infancia o que tengan que ver con la familia.

?>