Pasajeros dijeron adiós a sus parientes a la espera de aterrizaje de emergencia

Durante los 17 minutos que siguieron a la explosión usaron mensajes de texto y wifi para comunicarse con sus seres queridos
Pasajeros dijeron adiós a sus parientes a la espera de aterrizaje de emergencia
La ventanilla estalló en pleno vuelo, a consecuencia de la explosión del motor del ala izquierda
Foto: Facebook Marty Martinez

“Anuncian que tenemos que aterrizar… Estoy tan asustada…  los asistentes de vuelo están revisando el oxígeno de todos… hay mucho movimiento… es un aterrizaje de emergencia. Te quiero mucho”.

Así le escribió la pasajera Gianna Baur a su esposo Chad el martes vía mensajes de texto, mientras el avión en el que volaba de LaGuardia a Dallas se disponía a hacer un aterrizaje de emergencia en Filadelfia por la explosión de un motor y el estallido de una ventana, lo que provocó una despresurización a 30 mil pies de altura.

Una pasajera murió y siete resultaron heridos a consecuencia de la explosión en el vuelo 1380 de Southwest Airlines, con 148 personas a bordo.

“Durante los próximos cinco minutos, tratamos de decir todas las cosas que quisiéramos decirnos si eso fuera lo último que pudiéramos decir”, afirmó Chad Baur desde Dallas, aliviado de que su esposa hubiese salido ilesa de la experiencia después de pensar que iba a morir. Estaba “tratando de decirme adiós”, comentó.

Durante los 17 minutos que siguieron a la explosión, mientras el piloto desviaba el avión a Filadelfia para el aterrizaje de emergencia, los pasajeros a bordo del avión se colocaron las máscaras de oxígeno y usaron mensajes de texto y wifi en vuelo para acercarse a sus seres queridos en lo que creían serían sus minutos finales de vida.

“Ella dijo que una azafata estaba orando por el altavoz, que alguien más estaba en el teléfono de emergencia gritando por ayuda médica cuando aterrizaran”, recordó Baur. Agregó que leer los mensajes de texto de su esposa mientras el motor del avión estaba fallando fueron algunos de los momentos más terroríficos e intensos de su vida.

Al principio, él no entendió lo que ella le estaba contando, hasta que luego le envió una foto con una máscara de oxígeno.

“No es todos los días, o cada año, o cada década que sucede algo que te hace parar y simplemente estar agradecido por la vida y la gente con la que tienes que vivirla, y este fue ese momento para mí y mi familia”, agregó, citado por NBC.