Lo que queda de la Caravana Migrante se dirije hacia Tijuana para entregarse en California

Se trata de unas 400 personas de las más de 1500 que comenzaron su camino el pasado 25 de marzo, creando un gran revuelo y alarma en la Casa Blanca.
Lo que queda de la Caravana Migrante se dirije hacia Tijuana para entregarse en California
Esta foto de la caravana migrante a bordo de "La Bestia" fue compartida por un activista de Pueblo sin Fronteras (Foto: tomada del FB de Pueblo sin Fronteras)
  La Caravana Viacrucis Migrante que provocó la ira del presidente Donald Trump hace un par de semanas y el envío de tropas de la Guardia Nacional a la frontera, se dirige hacia Tijuana con unas 400 personas, incluyendo muchas mujeres y niños.
La información proviene de Alex Mensing, de Pueblo sin Fronteras, que envió una solicitud urgente de voluntarios para el fin de semana del 28 y 29 de este mes en esa ciudad fronteriza, con el objetivo de ayudar a preparar a estos potenciales solicitantes de asilo para lo que les espera cuando se entreguen a las autoridades estadounidenses.
Irónicamente, aunque la caravana impulsó a Trump a enviar las tropas a la frontera, al cruzar por California el contingente no encontrará tropas todavía, ya que según indicó la oficina del gobernador Jerry Brown, el despliegue tardará aún varios días o quizá semanas. Además, las tropas de California no se ocuparán de tareas migratorias ni de asistir a la Patrulla Fronteriza en estas tareas.
No se sabe cuántos de los 400 se entregarán pidiendo asilo, pero estos son los que quedan de la caravana original de más de 1500, casi todos hondureños, que partieron rumbo al norte hace varias semanas, causando un gran revuelo en Estados Unidos.
“El grupo está ahora en Guadalajara viajando hacia el norte”, explicó Mensing. “Se espera que lleguen a Tijuana dentro de una semana. Mientras muchos se quedaron en México, otros tantos aún tienen intenciones de buscar asilo en Estados Unidos”.
Lo que queda de la caravana viacrucis migrante ha viajado durante varias semana a pie, en autobús y en trenes de carga, incluyendo “La Bestia”, desde el pasado 25 de marzo.
Muchos de ellos están aún dispuestos a entrar al proceso de asilo en Estados Unidos y saben que probablemente serán detenidos. Su objetivo no es cruzar ilegalmente, sino entregarse a las autoridades migratorias estadounidenses alegando temor de regresar a su país.
Se está planeando además una caravana de solidaridad que partirá de Los Ángeles hacia San Diego para apoyar a los solicitantes de asilo, indicaron.