Falsa abogada de inmigración pasará 15 meses en prisión federal

Jessica Godoy Ramos robó la identidad de una jurista de Nueva York

Una mujer de Lynwood que abandonó la escuela de derecho – pero que más tarde supuestamente robó la identidad y el número de licencia de un abogado de Nueva York – fue sentenciada a pasar 15 meses en prisión federal.

Jessica Godoy Ramos, de 37 años, se declaró culpable en noviembre de presentar peticiones de inmigración en nombre de extranjeros los nacionales que creían que era una abogada legítima.

Tras salir de la cárcel, el juez le ordenó a Godoy Ramos pasar seis meses en detención domiciliaria.

La jueza federal Dolly Gee también le ordenó a Godoy Ramos restituir $29,693 dólares a 16 víctimas.

“Este fue un crimen horrendo – ella le arrebató (a las victimas) el dinero que les costó ganar y continúa sin poder, o quizá no puede, decir la verdad”, dijo la juez Gee.

Según la acusación federal, Godoy Ramos aceptó miles de dólares de varias docenas de extranjeros que buscaron sus servicios en un intento de obtener el estatus legal en Estados Unidos. La declaración jurada de quejas alega que Ramos presentó peticiones de inmigración en nombre de personas, pero en otros casos nunca realizó ningún servicio para sus clientes. En al menos un caso, Ramos creó documentos falsos de libertad condicional migratoria que un cliente podía utilizar para entrar a Estados Unidos.

Según la queja, los clientes de Ramos inicialmente creían que ella era una abogada legítima de inmigración, pero entraron en sospecha cuando Ramos los dirigió a presentarse en las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) para entrevistas – pero lo hicieron sin tener citas programadas.

“Los crímenes alegados en este caso victimizaron a docenas de inmigrantes que intentaban realizar el sueño americano pagando a alguien que pensaban que era un abogado”, dijo la fiscal federal, Sandra R. Brown. “Este tipo de estafa, que desgraciadamente se dirige a los nuevos inmigrantes con demasiada frecuencia, socava nuestro sistema migratorio y puede hacer añicos los sueños de obtener estatus legal para permanecer en Estados Unidos”.

“Los practicantes migratorios inescrupulosos no sólo se aprovechan de la confianza de sus víctimas, sino que archivan solicitudes fraudulentas de inmigración y crean una vulnerabilidad de seguridad y potencialmente roban a los inmigrantes que merecen beneficios que legítimamente merecen”, dijo Joseph Macias, agente especial encargado de las Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (HSI) en Los Ángeles.

La investigación

Las autoridades federales comenzaron a investigar Ramos en febrero de 2017 después de que el Equipo Especial de Documentos y Fraudes de HSI recibió una denuncia de USCIS presentada por cinco clientes de Ramos que fueron a las oficinas de USCIS en el centro de Los Ángeles esperando recoger su “Green card” inexistente.

Durante la sentencia, Godoy Ramos prometió – en medio del llanto – recompensar a las víctimas lo que les robó.

“Sé que nada de lo que diga o haga puede eliminar el dolor que he causado”, dijo. “He cambiado mi vida y espero algún día poder caminar otra vez con la cabeza en alto”.