5 acusados de fraude de reciclaje por $80 millones en California

Se trata del supuesto fraude más grande en la historia del programa de reciclaje de California
5 acusados de fraude de reciclaje por $80 millones en California
No hay diferencia entre los envases de California y los de otros estados, lo que dificulta impedir que los traficantes traigan envases a California.
Foto: Archivo

California acusó a cinco personas de defraudar al programa de reciclaje del estado por $80.3 millones de dólares, lo que, de confirmarse las sospechas, supondría el fraude más grande en la historia del programa, según informaron las autoridades.

Según anunció el Fiscal General de California, Xavier Becerrael propietario y cuatro empleados de Recycling Services Alliance Corporation están acusados ​​de estafar el programa estatal de reciclaje de envases de bebidas durante varios años al aceptar reciclables comprados en otros estados y falsificar la documentación.

El Departamento de Reciclaje y Recuperación de Recursos del estado dijo que se trata del presunto fraude más grande jamás presentado que involucra los depósitos de 5 o 10 centavos que pagan los consumidores en ciertos recipientes de bebidas. El programa autofinanciado recientemente ha tenido problemas financieros sustanciales que llevaron al cierre de muchos de los centros de reciclaje privados del estado. Los consumidores pueden recuperar los depósitos vendiendo los contenedores en los centros de reciclaje, los cuales son responsables de aceptar sólo las botellas y latas elegibles que se vendieron en California.

El dueño de la compañía, Shengchien Tseng, de 49 años, de Cupertino, y los empleados Maximina Pérez, de 50 años, de San Leandro; Alejandra Lazaro-Martinez, 26, de Hayward; Veronica Castillo, de 35 años, de Sacramento; y Marlene Davalos-Mendez, de 28 años, de Rocklin – todas estas ciudade del Norte de California – fueron acusadas formalmente en diciembre de 166 cargos que incluyen hurto mayor, fraude de reciclaje, perjurio y conspiración.

El departamento suspendió a la compañía del programa de reciclaje en 2016, mientras se llevaba a cabo una auditoría interna y una investigación penal del Departamento de Justicia del estado, dijo el director de CalRecycle, Scott Smithline, en un comunicado donde calificó el fraude de reciclaje como “un delito grave”.

Tseng asumió una fianza de $500,000 dólares y Pérez depositó una fianza de $250,000 dólares, mientras que los otros tres fueron liberados sin fianza. Todos deben regresar al tribunal el 15 de junio. La demora en anunciar los cargos se produjo cuando la oficina de Becerra coordinaba con CalRecyle.

No está claro cómo o si los contenedores traídos a California afectaron los programas de reciclaje de otros estados. Y es que no hay diferencia entre las latas y las botellas vendidas en California y en otros estados, lo que dificulta a las autoridades impedir que los traficantes traigan los contenedores que se venden en otros lugares para que sean reciclados en California.

Alrededor de la web