Gobierno de Trump amenaza a la caravana migrante que se acerca a la frontera

Anuncian que procesarán por un delito a los que "crucen ilegalmente" y mantendrán detenidos a los solicitantes de asilo. Gobierno mandará destacamento de jueces y fiscales a la frontera para procesar a los que intenten entrar a Estados Unidos, se anunció este lunes.
Gobierno de Trump amenaza a la caravana migrante que se acerca a la frontera
Un grupo de la caravana migrante "viacrucis" que está formado principalmente por Hondureños. Esta foto fue tomada hace dos semanas cuando se encontraban en Oaxaca, México (Foto: Pueblo sin Fronteras)

En respuesta a órdenes emitidas por el presidente Donald Trump usando su twitter la mañana del lunes, la Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen M. Nielsen anunció que las autoridades migratorias serán muy estrictas con la caravana migrante de centroamericanos cuyos ocupantes llegarían a Tijuana este fin de semana con el objetivo de pedir asilo.

Nielsen anunció este lunes que el gobierno del presidente Donald Trump está preparándose para enviar recursos adicionales a la frontera, incluyendo agentes de asilo, fiscales y jueces de inmigración, para procesar a lo que calificó como “los remanentes de la caravana”. 

En un comunicado emitido este lunes, Nielsen advirtió a miembros de la caravana no deben entrar al país ilegalmente, y que si lo hacen, serán acusados del delito de entrada ilegal y enviados a la cárcel antes de ser deportados. Indicó además que los solicitantes de asilo serán detenidos durante todo el tiempo que dure su procesamiento y que de no calificar para este proceso, serán “removidos de inmediato de los Estados Unidos”.

“Una nación soberana que no puede o elige defender sus fronteras dejará de ser una nación soberana”, dijo Nielsen en el comunicado, emulando el tipo de lenguaje usado por el presidente Donald Trump en el pasado.

Esta mañana, Trump lanzó dos tuiteos al respecto a la caravana migrante, que según sus organizadores aún cuenta con varios cientos de integrantes que han venido viajando hacia el norte. La mayoría de ellos son hondureños y al menos la mitad son mujeres y niños, según fuentes de Pueblo Sin Frontera, el grupo que los organizó y que los organiza cada año.

Trump dijo que ha dado órdenes a la secretaria de seguridad nacional con respecto a la caravana, aunque su tuiteo no fue del todo coherente.

“A pesar de las leyes demócratas contra ciudades santuario y lo mal que está la frontera y de un solo lado (SIC), he instruido que la Secretaria de Seguridad Nacional no deje que las caravanas entren en nuestro país…somos el único país del mundo que es tan inocente. MURO”.

En otro tuiteo inmediatamente posterior, Trump se refirió al gobierno de México, indicando que este “debe detener a estaqs personas” y amenazando con hacer de este tema una condición para el nuevo acuerdo del Tratado de Libre Comercio que se está renegociando.

En reacción al anuncio de DHS, el presidente de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigracíon Ben Johnson dijo que el envio de jueces y fiscales a la frontera para recibir a la caravana “suena como algo razonable, hay que ver exactamente qué es lo que les están ordenando hacer”.

La congresista Zoe Lofgren, miembro de alto rango del subcomité de inmigración del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, dijo en reacción a la orden que el presidente y su gobierno contínuamente “desinforman” sobre lo que buscan estas caravanas y recordó que la ley de los Estados Unidos contiene el proceso de asilo político.

“Las personas con miedo legítimo de regresar a su país tienen derecho a presentar su caso”, dijo Lofgren durante una teleconferencia en la que se discutía otro tema relativo a las cortes migratorias. “Esto no es una violación a la ley migratoria, sino que es parte de la ley migratoria. Cualquier acción para eliminar ese derecho violaría normas a la ley internacional que fueron incorporadas después de la Segunda Guerra mundial cuando muchos países se negaron a recibir a los nazis que escapaban de Alemania”.

La caravana, según sus organizadores, llegará a Tijuana este próximo fin de semana y de allí se anunciarían los próximos pasos en la solicitud de asilo en Estados Unidos.

Jess Morales Rocketto, directora de la Alianza Nacional de Trabajadoras domésticas, cuya organización ha estado organizando apoyo a la caravana de este lado de la frontera dijo que el comunicado de DHS es muy ilustrativo.

“Esa declaración nos muestra el costo real y humano de elegir a un líder en base a políticas de temor. Vemos que las propias leyes de nuestro país están amenazadas por fines políticos y que se amenaza a mujeres y niños con una condena de prisión por buscar refugio”, dijo Morales.