Residentes de Compton y Willowbrook exigen agua limpia

Los vecinos se quejan del agua color café que expulsan sus tuberías; autoridades dicen que no hay de qué preocuparse
Residentes de Compton y Willowbrook exigen agua limpia
Teresa Aguirre muestra una botella de agua de su hogar. (Jacqueline García)

Al abrir la llave de la regadera se puede ver el agua que sale con un color café y esto mantiene preocupada a la familia Ramírez que viven en la ciudad de Compton, al sur de Los Ángeles.

“Ya llevamos con este problema como unos 8 o 12 meses”, dijo José Ramírez  mientras mostraba el agua “sucia” que caía en un recipiente.

“Mi hija ya no se quiere bañar porque dice que le pica la piel… El agua gotea y la tina [del baño] se esta poniendo café”, añadió Consuelo Ramírez, esposa de José. “Y para cocinar yo ya no ocupo de esa agua, compramos de galón”.

Los Ramírez, quienes son dueños de su casa desde hace 24 años, dijeron estar frustrados ya que no les es tan fácil mudarse a otro lugar y se ven obligados a enfrentar esta situación.

Por esta razón, se unieron este martes a un grupo de residentes que se plantó afuera de las instalaciones del Distrito de Agua Sativa —proveedor de agua a unos 1,600 hogares de Compton y Willowbrook—para exigir el agua limpia por la que están pagando.

José Ramírez muestra el agua que obtuvo de la regadera de su baño. (Jacqueline García)
José Ramírez muestra el agua que obtuvo de la regadera de su baño. (Jacqueline García)

“Este es un problema de años”, dijo Teresa Aguirre, quien fue parte del grupo. “Hemos ido a juntas [del distrito] y dicen que el agua está bien para tomar. Pero les llevamos agua en una botella y les dijimos que se la tomaran y nadie [de la mesa directiva] la bebió”, aseguró Aguirre, quien llevó una botella llena de agua de color amarillento.

“Nos subieron el agua dos veces y dicen ellos que es para arreglar las tuberías pero el agua sigue saliendo sucia”, agregó Rosa Ramírez, otra residente de Compton. “Ellos [el distrito] nos dicen que todo está bien pero nos tratan así porque somos la mayoría latinos y de bajos ingresos”.

No es para alarmarse

Mientras los protestantes pedían en protesta que se limpie el agua de sus hogares, representantes del Distrito de Agua Sativa dijeron que el color del agua no es un tema para preocuparse.

Ellos explicaron que el problema se elevó a partir del 1 de enero cuando Sativa contrató un operador nuevo en su sistema de limpieza y este ha implementado programa como el lavado con agua alta presión para mejorar la calidad del agua de la comunidad.

“Parte de eso es desalojar el sedimento que se ha acumulado durante 70 años de estas tuberías y la comunidad está viendo ese desalojo [en sus hogares] después de tantos años”, dijo Juan Garza, portavoz con el Distrito de Agua Sativa.

Él explicó que el sedimento son partículas con las que llega el agua que sale de los pozos de la tierra.

Sativa demostró la diferencia de una tubería con sedimento y cómo quedará después de la limpieza a alta presión. (Suministrada)

“Esa agua viene con muchos sedimentos. Después de años se empiezan a acumular dentro de las pipas y tuberías poco a poco y si no es mantenido como lo requiere el estado y la industria después de tiempo empieza a acumularse y esa acumulación empieza a cambiar el color del agua”, explicó Garza.

No obstante, afirmó que aunque tanto Sativa como él acuerdan que la condición del agua no es aceptable, los exámenes que han tomado el estado y las organizaciones de agua federales han mostrado que la calidad del agua “es excelente” y tiene todos los requisitos para que sea considerada agua potable.

“Es importante saber que esta situación es una a la cual todos los sistemas de agua, a cualquier nivel, se encuentran pronto o temprano.  El mantenimiento de los sistemas de agua es común.  Y el lavarlos con alta presión, como lo está haciendo Sativa, es importante”, dijo Garza.

Juan Garza (der.), junto a representantes de Sativa demuestran el agua que sale de un hidrate de agua. (Jacqueline García)

El condado pide una solución

Tras escuchar las preocupaciones de los residentes, el supervisor del condado de Los Ángeles y representante de Compton y Willowbrook Mark Ridley-Thomas presentó una moción el martes y la junta la aprobó para investigar los informes de las acusaciones y tomar medidas inmediatas para evitar cualquier riesgo grave para la salud pública.

“Esto es alarmante. Si bien, en última instancia es el estado el que tiene la autoridad para regular la calidad del agua de Sativa, todas las entidades estatales y locales tienen la obligación moral de garantizar que nuestros residentes tengan agua segura y limpia”, dijo Ridley-Thomas en un comunicado pidiendo al Departamento de Salud Pública del condado que investigue de inmediato.

Residentes llevan galones de agua mostrando el color que sale en sus hogares. (Jacqueline García)

Su moción también hace un llamado a las agencias del condado para que determinen si la administración y el gobierno apropiado del distrito de agua están en vigencia para abordar los problemas de infraestructura existentes de Sativa y garantizar que los clientes tengan acceso continuo a agua limpia y segura.

Para esto piden trabajar con la Comisión de Formación de la Agencia Local y la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos “para explorar opciones para disolver Sativa e identificar un proveedor de agua más sostenible para el área”.

“Si existe un riesgo para la salud, nos comprometemos a trabajar con los reguladores estatales para llegar a soluciones inmediatas y a largo plazo”, dijo el supervisor.

La solución esta en proceso

Garza dijo que el lavado a alta presión ya comenzó a principios de mes con la parte más grande del lavado lo cual sacó el agua color café.

“El lavado seguirá por los próximos meses, y continuará cada tres meses después [del primer lavado]. Por eso el agua del hidrante salió limpia esta mañana, porque el agua dentro del sistema de distribución ya está limpia”, explicó Garza.

“El proceso de sacar el agua descolorida que se sigue encontrando en la infraestructura de varios hogares de los clientes dentro del distrito es el siguiente esfuerzo…Si abren sus llaves de agua hasta que empiece a salir agua limpia, todo será bueno y un éxito para sacar el agua descolorida”.

Garza dijo que Sativa está en proceso de crear un programa para ofrecer agua embotellada a los residentes afectados quienes serán notificados para que la recojan.