Indigente logra trabajo y podrá volver a su país ayudado por vecinos de Tribeca

El hombre de 54 años había emigrado a EEUU en 2005 con la intención de trabajar y estudiar para ser asistente farmacéutico
Indigente logra trabajo y podrá volver a su país ayudado por vecinos de Tribeca
Michael Sloan, su hijo y Stanley
Foto: GOFUNDME

La mala suerte de Stanley, un inmigrante indio de 54 años que dormía en las calles y estaciones de metro de TriBeCa, Nueva York, desde 2014, cambió cuando un residente de la zona lo vio un día mientras paseaba a su perro.

Después de conocer a Stanley, Michael Sloan (44) y su esposa Kate lanzaron una página en GoFundMe para recaudar fondos y han conseguido a la fecha más de $11 mil dólares para que el indigente pueda encontrar techo, mejorar su suerte y volver a su país. El dinero permitiría también cubrir los trámites para obtener un nuevo pasaporte en el Consulado de India, documento que le robaron.

Se estima que en la ciudad de Nueva York hay al menos 75 mil personas sin hogar, de las cuales 3,900 duermen en las calles. Los números han aumentado 40% en la última década, según estimaciones de las autoridades, citadas por Patch.

Stanley, cuyo nombre se mantiene en reserva para proteger su privacidad, emigró a EEUU en 2005 con la intención de trabajar y estudiar para ser asistente farmacéutico. Al principio trabajó en un hospital de Queens, viviendo en un apartamento cercano y enviando dinero a sus padres y hermanos en Delhi, dijo.

Pero eventualmente perdió su trabajo, fue desalojado de su apartamento y se mudó a otro en Park Slope, donde viviría entre 2009 y 2014. Hasta que también perdió esa vivienda.

En su primera noche sin hogar, fue a un refugio abarrotado de la ciudad, donde mucha gente dormía en el piso, entre chinches y drogadictos. La experiencia, dijo, fue lo suficientemente desagradable como para no volver.

Tras quedar sin hogar pasaba los días moviéndose entre comedores públicos de Manhattan, donde obtenía comida y a veces lograba guardar bocadillos para más tarde. Eventualmente se detenía en una biblioteca pública para usar la computadora o matar el tiempo, pero rara vez se aventuraba demasiado lejos de su bicicleta, a la que tenía atadas sus pocas pertenencias.

Al final del día, Stanley regresaría a la esquina entre Broadway y Leonard St, donde a veces hurgaba en el basura de “Think Café”, buscando sandwiches. Stanley durmió allí en una madriguera de mantas y cartón casi todas las noches entre 2014 y 2017.

Sloan escuchó historias sobre días a veces sin comida, noches frías de invierno, duchas improvisadas en el río Hudson y ausencia de noticias familiares. Eventualmente, los dos hombres se hicieron amigos y los Sloan le compraron a Stanley una computadora y un teléfono celular, que usó para enviar correos electrónicos a su familia en India. Stanley incluso ha encontrado trabajo a tiempo parcial en una tienda en TriBeCa.

Quiere regresar con su familia en India y reiniciar su vida allí después de tantos años de distancia. Sloan y Stanley planean usar el resto del GoFundMe para hacer eso realidad. De hecho, al celebrarle su cumpleaños número 54, le regalaron una maleta para preparar su viaje de regreso a casa.