Participa en el Censo

Al agregar una pregunta sobre la ciudadanía, la administración de Trump está tratando de intimidar a comunidades inmigrantes, afirma la congresista Nanette Díaz Barragán

Participa en el Censo
El 1ro de abril de 2020 es el día oficial del censo. Archivo/J. Emilio Flores/La Opinión
Foto: J.Emilio Flores / La Opinión

Cada diez años el gobierno envía un cuestionario del Censo para obtener un recuento exacto de todas las personas que viven en Estados Unidos, sin importar su estatus de ciudadanía. Ese proceso comenzará pronto para el Censo del 2020. Es crítico que todos llenen el cuestionario y que respondan a las preguntas con honestidad. El Censo ayuda a determinar la cantidad de fondos que se les otorgan a nuestras comunidades para programas importantes.

Al agregar una pregunta sobre el estatus de ciudadanía de las personas que llenan el formulario, el presidente Trump y su administración están tratando de intimidar a nuestras comunidades inmigrantes. Es un intento político de suprimir la participación. No dejen que esta pregunta los intimide, y asegúrense de ser contados.

En mi distrito, donde tenemos una población inmigrante diversa, ya estamos escuchando de personas que están preocupadas por lo que esto significa. Yo también estoy profundamente preocupada ya que esta pregunta podría resultar en un recuento incorrecto y podría poner en peligro casi $700,000 millones en fondos federales para nuestra infraestructura, nuestras escuelas y varios programas sociales esenciales de los cuales muchos de mis constituyentes dependen en gran medida. Para el 18% de mis constituyentes que viven por debajo de la línea de pobreza, sería especialmente devastador. Por eso es esencial que participes en el Censo del 2020.

Si todas las viviendas de casa en Estados Unidos, y las personas que viven en ellas no se cuentan adecuadamente en el Censo de 2020, muchas ciudades y estados con poblaciones grandes de inmigrantes verán una posible reducción en los recursos federales otorgados. También podrían ver una reducción en los asientos asignados para ser representados adecuadamente en el Congreso.

Quiero que sepan que ya muchos están luchando en contra de esta pregunta innecesaria, incluyéndome a mí, para evitar que esta pregunta se incluya en el Censo. Usaremos los tribunales, y el poder de nuestra voz para evitar que la pregunta sea incluida. Si no podemos detener esto, revisaremos nuestra estrategia. Tal vez recomendemos a todos no contestar esa pregunta en el Censo, tal vez no. Es muy temprano para decidir eso. Por ahora, sepa que esto es solamente otro intento para silenciar a nuestras comunidades inmigrantes. No lo permitiremos. Hay que continuar a trabajar con nuestros vecinos y comunidades para que nuestra voz se escuche.

Si tiene alguna pregunta, no dude en comunicarse con mi oficina al (310) 831-1799.