5 hábitos que son excelentes durante y después del embarazo

Hacer ejercicio, como yoga, es sumamente benéfico.
Hacer ejercicio, como yoga, es sumamente benéfico.
Foto: C00 License

Un embarazo puede ser una noticia que traiga una gran celebración en las familias y en otras quizás no tanto; sin embargo, lo que nunca dejará de traer son cambios en la vida de las personas involucradas y en aquellos a su alrededor. Durante esta etapa, cada mujer pasa por procesos diferentes, así que no se puede generalizar ya que nuestros cuerpos son únicos. De todas maneras, hay ciertas prácticas que son favorables para la mayoría de las mujeres (si tienes duda con respecto a alguna, consulta con tu médico para despejarla).

La gestación para algunas mujeres puede ser un cuento de hadas y para otras una experiencia que solo tuvo -según su óptica- como aspecto positivo: la finalización de este con un amado bebé en brazos. No se puede juzgar a ninguna porque, como mencionamos anteriormente, ya que son procesos y cada mujer tiene su visión y experiencia propia al respecto. Si tú estás pensando en embarazarte o estás en las primeras fases de esta etapa, lo importante es mantener una actitud mental positiva.

Cuando tienes una actitud mental positiva con respecto a las situaciones, por más complicadas y difíciles que puedan ser estas, siempre lograrás encontrar el aprendizaje en las mismas sin engancharte en el sufrimiento. Al contrario, las personas que logran desarrollar esta cualidad son más felices porque eligen enfocarse en los aspectos positivos de todo lo que les ocurre, lo que hace que sigan atrayendo cosas en esa misma sintonía.

Por eso, para ayudarte a mantener esta actitud durante el embarazo lee las siguientes recomendaciones a poner en práctica, así puedes hacer de este proceso uno de los mejores y más saludables de tu vida.

1.- Mantente abierta a los cambios: A veces, estos pueden llegar a sacudirnos un poco, pero lo mejor es no tenerles miedo sino aceptarlos como algo temporal que dará ese resultado único y especial que se gesta en el vientre.

Los cambios no son solamente físicos o emocionales, involucran también la manera en que te relacionas con las personas, tus diversiones, entre otras cosas. Si estás abierta a los cambios estos no te tomarán (tan) de sorpresa y habrá mayores probabilidades de que puedas aceptarlos sin sufrirlos.

Esto no quiere decir que no vayan a haber cosas que quizá te descolocarán un poco al principio, lo más seguro es que las haya, pero prepararte con la actitud correcta siempre será la mejor decisión que puedas tomar. Si en algún punto alguno de estos cambios te resulta complicado, no te lo reproches, no estás haciendo las cosas mal, el proceso de aceptación no tiene por qué ser automático.

2.- No dejes de hacer ejercicio: Este trae demasiados beneficios para ti, entre ellos mantener un peso adecuado durante toda la gestación, disminución del dolor lumbar y durante el parto, favorece el crecimiento de la placenta, todo esto aparte de los beneficios que de por sí ya trae el ejercicio para nuestras vidas.

Claro que a medida que avanza el embarazo y dependiendo de nuestra condición física habrá algunas cosas que se dificultarán hacer físicamente, pero hay ejercicios que son excelentes para todas las etapas de la gestación, incluyendo la avanzada. Entre esos ejercicios están:

-Yoga prenatal

-Natación

-Bailoterapia (puede ser zumba, salsa casino o aerobics de bajo impacto)

-Caminatas a buen ritmo

-Pilates

-Ejercicios de tonificación acuáticos

Toma en cuenta que todos estos ejercicios son recomendables, pero es preferible que consultes a tu médico antes de realizarlos, sobre todo si tu embarazo es de alto riesgo, de lo contrario no tienes de qué preocuparte.

3.- Pasa tiempo de calidad contigo misma: Durante el embarazo algunas mujeres se pueden sentir poco atractivas o tener bajones de ánimo por los cambios que ocurren en la química del cuerpo. Por eso es importante que te des el tiempo de pasar tiempo de calidad haciendo actividades que mantengan tu autoestima en niveles positivos.

No descuides tu higiene o presentación personal, incluso las cosas pequeñas pueden ser significativas para tu estado de ánimo. El embarazo es tan solo un proceso, no significa que debas dejar de ser tú, aunque a veces se sienta como que sí debido a todos los cambios que puedas estar experimentando. Algo que te puede ayudar es la lectura de este este listado de Gananci de libros sobre la autoestima.

4.- Consume todos los grupos de alimentos: La alimentación saludable no quiere decir que debas restringirte de nada, solo debes estar atenta a consumir cada grupo de alimentos con moderación. Las frutas, verduras y vegetales son tus aliados durante este momento en el que se está creando vida en tu interior.

Siempre es necesario alimentarse bien, pero durante esta etapa es doblemente importante. Una creencia errónea que se tiene acerca de esto es que durante el embarazo se debe comer el doble, lo cual no es cierto. Solo debes asegurarte de que los alimentos que ingieras sean nutritivos, en esta etapa no hay mucho espacio para comidas que solo aportan calorías vacías, aunque no está mal darte gustos de vez en cuando.

5.- Tener relaciones sexuales: Algunas personas le tienen miedo a este aspecto durante el embarazo, pero es totalmente saludable (si no tienes ningún tipo de complicación en esta etapa) y los doctores lo aprueban.

El sexo tiene muchos beneficios para la mujer embarazada, entre ellos mejora de la autoestima, la calidad del sueño, mantiene la relación de pareja en niveles óptimos, entre muchos otros. También es importante señalar que los neurotransmisores que se liberan durante el orgasmo también son placenteros para el bebé en formación, a contrario de lo que se piensa de que esta actividad puede afectarlos negativamente.