Demócratas promueven plan para promover “innovación” y “empoderar a trabajadores”

El plan demócrata incluye una reforma migratoria integral que proteja a los Dreamers y modernice el sistema de visas

WASHINGTON— En aras de recuperar el control del Congreso en noviembre, líderes demócratas presentaron este viernes un plan para promover la “innovación” y “empoderar a los trabajadores”, en el marco de su plataforma para un “Mejor Trato” para EEUU.

Desde un colegio universitario en Alexandria (Virginia) y acompañada de cinco miembros de su bancada, la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, presentó la nueva fase de su agenda económica titulada ““Un mejor trato: herramientas para el éxito en el siglo 21”.

Es la agenda con la que los demócratas cortejan el voto de los trabajadores de cara a los comicios del próximo 6 de noviembre, e incluye fuertes inversiones en la infraestructura, educación, investigaciones científicas, la modernización del gobierno, y apoyo a una reforma migratoria integral .

Según los demócratas, el plan es una guía para la creación de mejores puestos de empleo con los que los estadounidenses puedan prosperar en el mercado laboral.

“Demasiadas familias han quedado rezagadas por el cambio tecnológico, y se preguntan si tienen cabida en la economía del mañana. Tenemos un nuevo y audaz plan para promover la innovación y empoderar a los trabajadores”, dijo Pelosi durante un evento en el “Northen Virginia Community College.

Por su parte, el congresista David Cicilline culpó a los republicanos de promover medidas que perjudican a los trabajadores, mediante una reforma tributaria que beneficia principalmente a los ricos, o sus repetidos esfuerzos por anular “Obamacare”.

El plan demócrata propone duplicar las inversiones en programas de capacitación laboral, incentivos tributarios para que las empresas comparten sus ganancias con sus empleados, y la modernización del sistema de transporte.

En el área migratoria, los demócratas piden una reforma migratoria integral que proteja a los “Dreamers”, la modernización del sistema de visas, y la retención de extranjeros con altas destrezas laborales.

Los demócratas luchan por afilar un mensaje que resuene con los votantes de la clase trabajadora, sobre todo en zonas rurales que se decantaron por el presidente Donald Trump en la contienda de 2016. Pero los republicanos, con igual ahínco, están convencidos de que mantendrán el control del Congreso, aún cuando muchos de ellos mantienen diferencias con la Administración Trump.

En los comicios legislativos de noviembre próximo, están en juego la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes, y 35 en el Senado.

Para recuperar la Cámara Baja, los demócratas necesitarían una ganancia neta de 24 escaños, y lograr un total de 28 escaños para reconquistar el Senado, incluyendo los 26 que tienen que defender, muchos de ellos en estados conservadores.