VIDEO: NASA presenta su nuevo avión supersónico X-Plane

Es una transformación en la aviación: romper la barrera del sonido... sin un gran ruido

El X-Plane tiene como objetivo romper la barrera del sonido sin el fuerte trueno que caracterizaba este evento. Los innovadores aeronáuticos de la NASA están listos para retomar la aviación supersónica, pero con un giro silencioso.

Por primera vez en décadas, la industria aeronáutica de la NASA avanza en la construcción de un avión supersónico pilotado, diseñado desde cero para volar más rápido que el sonido, con lo último en tecnologías silenciosas supersónicas.

La nueva misión del X-plane: proporcionar datos cruciales que podrían permitir el viaje aéreo comercial de pasajeros a velocidades supersónicas sobre tierra.

Con ese fin, la NASA otorgó el 2 de abril un contrato de $247,5 millones de dólares a Lockheed Martin Aeronautics Company de Palmdale, California, para construir el X-plane y entregarlo al Armstrong Flight Research Center de la agencia en California a fines de 2021.

Imagen recreada del avión supersónico fuera de un hangar de Lockheed Martin Aeronautics. Foto: Lockheed Martin

“Es súper emocionante estar de vuelta diseñando y volando aviones supersónicos a esta escala”, dijo Jaiwon Shin, administrador asociado de aeronáutica de la NASA. “Nuestra larga tradición de resolver las barreras técnicas del vuelo supersónico para beneficiar a todos continúa”.

La clave del éxito para esta misión de NASA, conocida como el Demostrador de vuelo de baja explosión (Low-boom Flight Demonstration, en inglés), será demostrar la capacidad de volar a velocidad supersónica, pero generar explosiones sónicas tan silenciosas que las personas en tierra apenas notarán si los oyen.

La respuesta a cómo el diseño del X-plane hace un boom sónico silencioso se encuentra en la forma en que su casco de forma única genera ondas de choque supersónicas. Las ondas de choque de un diseño de aeronave convencional se fusionan a medida que se expanden lejos de la nariz y la cola del avión, lo que resulta en dos explosiones sónicas distintas y estruendosas.

Pero la forma del nuevo diseño envía esas ondas de choque lejos del avión, de una manera que evita que se junten en dos fuertes ondas de choque. En cambio, las ondas de choque mucho más débiles alcanzan el suelo aún separadas, y se escucharán como una serie rápida de golpes suaves, si es que alguien los nota.

Todos los centros de investigación aeronáutica de la NASA desempeñan un papel en la nueva misión de demostración de vuelo, que incluye la construcción del avión y la campaña de sobrevuelo de la comunidad.

Más información (en inglés) en NASA