Buscan “despenalizar” el uso de líneas exprés en las autopistas de Los Ángeles

La supervisora del condado Janice Hahn somete una moción ante la Junta Directiva de Metro para disminuir multas por el uso de carriles en autopistas de peaje
Buscan “despenalizar” el uso de líneas exprés en las autopistas de Los Ángeles
La propuesta de la supervisora Janice Hahn es que la gente no tenga que comprar un transponder para poder usar los carriles de peaje sobre la autopista 110 y 10 en Los Ángeles. (Jorge Luis Macías/Especial para La Opinión)

Conductores de Los Ángeles y el Valle de San Gabriel están de acuerdo con la idea de la supervisora del condado, Janice Hahn para “despenalizar” el uso de las Líneas Exprés en las autopistas San Pedro (110) al sur y San Bernardino (10).

“Esos carriles son una trampa”, se quejó Abel Huerta, residente de Los Ángeles. “La gente tiene la idea de que son para viaje compartido, pero si uno no tiene el aparato [un transponder que se compra a Metro], uno se da cuenta de que ha violado la ley cuando le llega el ticket [la multa] a la casa”.

El jueves pasado, la Junta Directiva de Metro a aprobó una moción de “pague según lo utilice” propuesta por Hahn, que podría hacer que las Líneas Exprés del condado resulten más convenientes y estén disponibles para los conductores que las necesiten, sin tener que comprar el transponder.

Actualmente, los carriles Express (de paga) operan sobre la autopista 110 en Sur Los Ángeles y 10 en el Valle de San Gabriel. (Jorge Luis Macías/Especial para La Opinión)
Actualmente, los carriles Express (de paga) operan sobre la autopista 110 en Sur Los Ángeles y 10 en el Valle de San Gabriel. (Jorge Luis Macías/Especial para La Opinión)

Las Líneas Exprés se ubican actualmente en dos autopistas: Harbor 110, desde las autopistas 405 al sur de Los Ángeles y en la autopista 10, entre las autopistas 101 al oeste del Valle de San Gabriel y la autopista 605.

Sin embargo, la administración de Metro ya contempla extender que se pague también en las autopistas 105 Century y 405 Los Ángeles, según lo confirmó a La Opinión, Rick Jager, portavoz de Metro.

“El peaje en ambas autopistas es probablemente parte de la Medida M”, dijo Jager.

Sistema de multas…millones en ganancias

El sistema actual de penalidades en las Líneas Exprés de Metro comienza con $25 dólares por la primera violación.  Si la multa no se paga a tiempo o es ignorada se le agregan otros $30 dólares por morosidad, lo que eleva la sanción
a $55 dólares, más el costo del peaje. Y si el automovilista viaja solo y es detenido por un agente de la Patrulla de Caminos de California (CHP), es un castigo mínimo de $341.

 

Los conductores deben comprar un transponder y abrir una cuenta antes de poder usar los carriles de peaje. (Archivo)
Los conductores deben comprar un transponder y abrir una cuenta antes de poder usar los carriles de peaje. (Archivo)

“No es una trampa ni es nada nuevo [que un solo conductor que use la Línea Exprés tenga que pagar por el uso de las Líneas Exprés]”, dijo Rick Jager a La Opinión. “El programa [del uso del transponder] lo usan 800,000 automovilistas; lo único que pretende la moción [de la supervisora Hahn] es investigar el uso del sistema de pago por el uso [en lugar de tener la obligación de comprar el dispositivo]”.

En 2013, Metro recibió $210 millones de dólares en fondos provenientes del Departamento de Transporte y convirtió
los carriles de uso compartido (carpool) conocidos como carriles para vehículos de alta ocupación (HOV) en carriles de peaje llamados Peaje de Alta Ocupación (TOLL o líneas HOT).

“Sé que hay conductores atrapados en el tráfico en la I-110 que llegan tarde a una reunión que desean poder ingresar a los ExpressLanes, pero aún no tienen un transponder”, dijo Hahn, en una declaración enviada por correo a La Opinión. “Los conductores que toman esa decisión apresurada reciben un boleto y una multa considerable”.

La moción de Hahn eliminaría el uso del transponder y propone utilizar las cámaras para captar las placas de los autos y enviar un cobro luego a los usuarios.

Los transponders cuestan $40 dólares cada uno, si pagas con tarjeta de crédito y $50 dólares si lo compras en efectivo.

Los carriles de peaje cuestan entre 0.25 centavos hasta casi $2 dólares por milla, dependiendo de la hora.

“La supervisora busca un sistema que sea factible [de implementar] y no sea tan complicado”, expresó Lis Odendhal, portavoz de Hahn. “Ella quiere un modelo simple” donde sugiere que las líneas de peaje sean más fáciles de usar.

El modelo recomendado por la supervisora sería similar al que se usa en carreteras de peaje en otras partes del estado, -en particular en el Condado de Orange y el área de la Bahía- en el cual los automovilistas pueden optar por el transponder montado al vehículo, pagar en línea o por correo utilizando los datos de la matrícula.

La moción presentada ante un comité Ad-Hoc sobre congestión, caminos y carreteras solicita que Phillip Washington, director ejecutivo de Metro informe en 180 días a la Junta Directiva sobre el rendimiento actual de las Líneas Exprés, sobre una comparación del sistema actual de Metro con otros sistemas de peaje en el país y la viabilidad de implementar un modelo de “Paga lo que consumas” para todos, es decir, pagar solamente cuando se use la línea exprés.

“Robar legalmente”

“Mi nieto [Jerry Diaz] compró el aparato para intentar llegar temprano a su trabajo, pero de poco le ha servido porque siempre hay congestionamientos en el freeway”, declaró Arturo Díaz, un residente de la ciudad de Rosemead. “Lo que han hecho es inventar una manera de robar legalmente el dinero que uno gana”.

 

Arturo Díaz, un residente de la ciudad de Rosemead. “Lo que han hecho es inventar una manera de robar legalmente el dinero que uno gana”. (Jorge Luis Macias/Especial para La Opinion)
Arturo Díaz, un residente de la ciudad de Rosemead. “Lo que han hecho es inventar una manera de robar legalmente el dinero que uno gana”. (Jorge Luis Macias/Especial para La Opinion)

El dispositivo, que debe comprarse a Metro o la AAA es un transceptor de radio, radar o sonda que transmite automáticamente una señal al recibir una señal de entrada designada. Si algún conductor solitario o que viaje con alguien más en dicho carril que era de viaje compartido no cuenta con él, hay cámaras instaladas en lugares específicos de las autopistas 110 y 10 que toman la fotografía de la placa de su automóvil. La consecuencia final es la multa, y para ello habría que abrir una cuenta FasTrak y activar el transponder

“Varios amigos míos vinieron a una convención a Los Ángeles en 2016 y los llevé de regreso al aeropuerto”, comentó Jorge Iván Rodríguez, residente de Montebello. “Yo pensé que podía utilizar la línea de viaje compartido en el Harbor Freeway, pero estaba equivocado…en una semana más me mandaron por correo la multa. Yo no sabía de esa ley”.

Si bien las infracciones de peaje no afectan el registro de manejo, el Código de Vehículos del estado permite la retención del registro de vehículos, un juicio civil u otras acciones de cobranza según lo dispuesto por la ley.

Al confrontar una multa, la primera acción de Metro es adjuntar penalidades morosas asociadas al registro  de vehículos. Si la retención de registro de un vehículo no se logra, los saldos están sujetos a ser remitidos a una agencia de colección que podría perjudicar el historial de crédito de una persona.

“Creo que Metro debería seguir revisando el programa de Líneas Exprés y garantizar que continúe
cumpliendo con su compromiso de aliviar la congestión vehicular en las autopistas y mejorar la calidad de vida de los residentes del condado de Los Ángeles”, dijo la supervisora Hahn. “Metro también debe estudiar los sistemas de peajes en otras jurisdicciones grandes, y explorar formas en que las Líneas Exprés puedan estar disponibles para más conductores”.