El LAUSD ya tiene superintendente

El elegido fue el filántropo Austin Beutner; padres acusan a la Junta de escoger a alguien sin experiencia en educación
El LAUSD ya tiene superintendente
Docenas de personas llegaron a conocer el nombre del nuevo superintendente de LAUSD. (Jacqueline García)

Furiosos y decepcionados, decenas de padres y educadores llegaron a la reunión del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) el martes para corroborar que el nuevo superintendente es Austin Beutner, un filántropo y exinversionista bancario.

En un voto de 5 a 2—con los miembros de la junta Scott M. Schmerelson y George McKeena en contra—Beutner fue oficialmente anunciado como el nuevo superintendente del segundo distrito escolar más grande de la nación. El filántropo, sin embargo, no cuenta con experiencia de liderazgo en planteles educativos.

“Nunca hemos escuchado de él. No sabemos quien es”, dijeron padres de familia latinos que esperaron por horas para dar su comentario público ante la junta mostrando su frustración por Beutner.

Luz María Montoya, quien tiene una hija en el noveno grado en la escuela Bravo de Boyle Heights, dijo que la selección del nuevo superintendente parece una “mafia de poder” cuando tomaron la decisión a puerta cerrada.

Parecemos que estamos en México. Ellos ya dieron ‘el dedazo’. ¿Para que nos hacen gastar nuestro tiempo al venir a la reunión [a hacer comentarios públicos] si ellos ya habían escogido al superintendente?”, cuestionó Montoya tras el anuncio del nuevo superintendente que ya se había hecho público por diferentes medios de comunicación desde el martes por la mañana.

El nuevo superintendente tiene 58 años de edad. / Twitter: @austinbeautner

“Como padres tenemos el derecho de conocer a los candidatos. Es una falta de respeto que nosotros que les damos de comer al llevar a nuestros hijos a la escuela no se nos de la oportunidad de reuniones con los candidatos”, dijo Montoya sin poder ocultar su enojo.

Deyanira Hooper, quien tiene un hijo en el quinto grado y otro en el segundo grado dijo que como madre de estudiantes aprendices de inglés y con necesidades especiales quiere un superintendente que conozca las necesidades de los estudiantes.

“Necesitamos un apersona que tenga la experiencia, alguien que sepa que necesitan los niños académicamente”, reconoció Hooper. “Nadie sabe de él [Beutner]. Como vamos a confiar en él si ni siquiera tiene la experiencia en la educación”.

Larga búsqueda

El LAUSD comenzó hace poco su búsqueda por un nuevo superintendente tras la renuncia de Michelle King, la entonces superintendente, quien anunció que fue diagnosticada con cáncer a principios del año.

Desde entonces la superintendente interina Vivian Ekchian había tomado el liderazgo del distrito. Los dos candidatos finalistas eran ella y Beutner.

Los padres dijeron que si se les hubieran preguntado a ellos por su opinión, sin dudarlo hubieran escogido a la superintendente interina.

“Vivian [Ekchian] conoce el sistema, ella cree en la educación pública. Se ha encargado de abrir canales de comunicación entre padres y el distrito”, dijo Fernanda Colio, madre de dos niños que asisten a escuelas del LAUSD. “Como padres de aprendices de inglés tenemos que pedir más ayuda. No sabemos si él nos va a entender”, recalcó la residente del Valle de San Fernando.

“Sentimos que para ellos nuestros hijos no son prioridad. Esto es solo para su agenda personal”, dijo Hooper. “La educación de nuestros hijos se esta desboronando”.

Padres de familia llegaron a proveer sus comentarios pidiendo que el/la superintendente tenga conocimiento de educación . (Jacqueline García)

Padres se sienten engañados

Una página de internet de LAUSD invitaba a los padres de familia e interesados a “Compartir su voz ahora” por medio de la forma electrónica para encontrar al superintendente adecuado. No obstante, la forma no mencionaba a ningún candidato ni la opción que ya tenía la junta de educación.

El martes después de la votación, el miembro de la Junta, Schmerelson dijo que la votación para elegir al superintendente ya se había hecho el 20 de abril y la votación del primero de mayo era para aprobar el contrato de tres años.

Schmerelson dijo que votó “No” en ambos casos debido a que él no cree que Beutner, “quien no tiene absolutamente ninguna experiencia en el campo de la educación pública” esté calificado para liderar el LAUSD.

“Él nunca ha enseñado en una escuela pública, nunca ha manejado una escuela pública, no tiene formación académica y nunca ha trabajado para un distrito escolar de ningún tamaño”, dijo Schmerelson en un comunicado compartido en línea.

“Me disculpo con los padres y constituyentes dedicados que han estado abogando por una voz en el proceso de selección del superintendente. Me dirijo especialmente a aquellos que han expresado su frustración por la falta de transparencia durante los últimos diez días, cuando todos los miembros de la Junta sabían que ya se había tomado una decisión al pretender mantener una actitud abierta hacia todos los candidatos que estaban considerados finalistas”, recalcó Schmerelson.

Un liderazgo distinto

Pese a que Beutner no tiene experiencia como superintendente, se cree que con su experiencia financiera pueda enfrentar el déficit que tiene el LAUSD. También podría mejorar la educación académica, ya que es parte de un comité fuera del distrito que se encarga de dar sugerencias para mejorar la asistencia de los estudiantes y transparencia en el LAUSD

Adicionalmente es fundador de “Vision to Learn” una organización no lucrativa que provee lentes de prescripción a estudiantes de bajos recursos. Este último esta en cuestionamiento por conflictos de interés.

“La mayoría de la Junta se negó a ejercer la debida diligencia con respecto a los asuntos comerciales largos y enredados del Sr. Beutner, incluida la entrega de servicios en disputa y el incumplimiento de un contrato de $3 millones de dólares entre LAUSD y Vision to Learn”, recalcó Schmerelson.

La semana pasada el LAUSD dijo a La Opinión que la búsqueda del superintendente del LAUSD es confidencial.