Congresista Tony Cárdenas niega alegatos de abuso sexual en su contra

Una mujer lo demandó la semana pasada, aunque no lo identificó públicamente

El congresista Tony Cárdenas (D-Panorama City) se identificó a sí mismo como la persona nombrada en una querella presentada la semana pasada alegando que un político local abusó de una joven de 16 años en 2007, aunque negó enfáticamente las acusaciones en su contra.

“Mi cliente está horrorizado y angustiado por estas terribles acusaciones, que son 100%, categóricamente falsas”, dijo su abogada Patricia Glaser en un comunicado.
“Respetamos a las víctimas que han encontrado la valentía para denunciar la mala conducta cuando haya ocurrido, pero el tipo de alegatos sin base e imprudentes que contiene esta queja en contra de mi cliente puede arruinar vidas y carreras de personas inocente”, agregó Glaser.

Según el periódico Washington Post, Cárdenas ha estado llamando a colegas en días recientes sobre la querella y diciéndoles que es inocente. El congresista es presidente del comité de acción política del Caucus Hispano del Congreso.

La demanda presentada el pasado viernes 27 de abril no nombraba públicamente a Cárdenas, ya que por ley en California no se puede revelar el nombre del acusado en casos de abuso sexual de menores sin la aprobación de la corte.

La querella, que fue presentada en el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles por la abogada de derechos civiles Lisa Bloom en nombre de una mujer identificada solo como “Jane Doe”, afirma que el acusado “realiza negocios como político electo en el condado de Los Ángeles”.

“Según la ley de California”, dijo Bloom en un comunicado, “no se nos permite nombrar al acusado hasta que la corte nos conceda permiso para hacerlo, según el estatuto de limitaciones extendido para el abuso sexual infantil. Una vez que la corte otorgue ese permiso, enmendaremos la queja para incluir el nombre del acusado”.

La demandante conoció Cárdenas en un torneo de golf en 2015 cuando ella tenía 14 años, indica la querella. El era entonces un oficial electo y ella una estrella deportiva.

Dos años después la demanda alega que el acusado, que tenía 40 años en ese momento, invitó a la entonces adolescente a jugar al golf en el Hillcrest Country Club y, en algún momento durante el juego, le dio una taza de agua que tenía un “sabor peculiar” que le afectó y dejó semiinconsciente.

Abuso
Según la querella, mientras la llevaba a un hospital, el hombre le metió mano de forma intermitente debajo de su ropa, tocando sus senos y su vagina. Ella fingió estar dormida por miedo a lo que él podría hacerle.

La demanda también describió un incidente posterior en el lugar de negocios del papá de la joven, en el que el político le dijo: “recuerda dónde trabaja tu padre”, lo que la demandante percibió como una amenaza contra la seguridad de su familia.

La mujer nunca confrontó al político or reportó el incidente a la policía porque temía que no le creyeran y que éste tomara venganza contra ella o su familia.

La angustia por lo sucedido la llenó de vergüenza y culpabilidad y terminó abandonando la Universidad de California a la que asistía con una beca de golf en su primer año, indica la demanda. Luego dejó de jugar este deporte por completo.

Pero “al estar embarazada de una niña y alentada por las valientes mujeres que se presentaron en el movimiento #MeToo, la Sra. Doe se dio cuenta de que ya no podía ocultar o enterrar la verdad del abuso sexual que había sufrido”, dice la demanda.

Ela empezó a revivir lo sucedido y decidió finalmente contar lo sucedido, agregó la abogada

En su querella, la mujer pide compensación por daños no específicos y alega ataque sexual y angustia emocional infligida de manera intencional